Dos tipos de corruptos

El primero: La sed de dinero rápido lo envuelve. Llega a la administración pública con ansia irrefrenable de crear un patrimonio que le cubra los apetitos presentes, futuros y alcance lo suficiente para garantizar  que el botín perviva en el tiempo entre los suyos. La rapidez y la avidez de gato montaraz le obnubilan; pierde.

Miopía al máximo

El país cuenta con un bloque de nuevas instituciones que si funcionaran a plenitud con una plataforma de real independencia y apoyo presupuestario, la calidad de vida de los ciudadanos ya caminara la senda de las naciones más avanzadas. Me refiero a Proconsumidor, Procompetencia y la Comisión de Defensa Comercial (CDC), que no han logrado.

Vía contraria: Un precio alto para RD

Hasta que la República Dominicana no logre ser un país grado de inversión, la atracción de capitales extanjeros que tanto necesitamos siempre será insuficiente, una práctica hija de la suerte y de ciertas coyunturas especiales, pero no consistente ni sólida. Las agencias calificadoras de riesgo nos sitúan en grado especulativo y, desde mi óptica, esta.

Vía contraria: Comunicación y liderazgo

Es axiomático. Una gestión empresarial, política o social sin plataforma de comunicación corre el riesgo de pasar sin pena ni gloria. Los hechos que la sustentan pueden ser altamente relevantes, pero si no se comunican no existen. Así de simple. Esto es un enfoque empírico que merece una investigación a fondo, pero tengo la percepción.

Vía contraria: Conciencia ambiental

El sábado, una señora pueblerina que atiende una cafetería me preguntó: ¿Es verdad que van a derrumbar la loma Miranda? Objetables o no, las manifestaciones que últimamente se realizan en el país a favor de la preservación del ambiente son importantes porque ponen en la agenda nacional un tópico al que, como isla con muchas.

RSC y publicidad

Las empresas que han acogido la responsabilidad social como parte integral de sus prácticas de negocios, adoptan códigos de ética, declaraciones de principios, políticas ambientales, ejercicios de cumplimiento y compromisos con sus empleados, clientes y suplidores que las convierten en ciudadanos corporativos. Para estas sociedades, que incluso ya auditan los programas que las hacen socialmente.

Vía contraria

El presidencialismo, una praxis arraigada en la cultura política dominicana, siempre ha motivado la crítica de la sociedad civil y –en particular- de sectores privados demandantes de un Estado regulador institucionalizado, un árbitro ágil, oportuno  y basado en la legalidad. Este modelo de intervención gubernamental –en que todo gira alrededor del presidente, hasta la decisión.

El perfecto idiota periodístico (III)

En la redacción, el periodista serio y comprometido vive un conflicto cotidiano entre su propia agenda profesional y los contenidos que desde afuera presionan para imponerse, especialmente los provenientes de relacionistas que pretenden asignar a los medios la función de vertedero. En ese contexto, la nota de prensa “enviada” debería ser –siempre que califique por.

El perfecto idiota periodístico (II)

Los periodistas tenemos todos los recursos tecnológicos a manos para elevar la productividad de nuestra práctica profesional e inclusive conferir mayores niveles de competitividad a la empresa, haciendo todo a menor costo y en menos tiempo. La noticia que circuló hoy en las redes sociales debería llegar mañana transformada y enriquecida. Hasta hace poco el.

Vía contraria: El perfecto idiota periodístico (I)

Como pretendo hablar de periodismo en su estado puro, en tanto ciencia de la comunicación, excluyo de este ejercicio a las bocinas a sueldo, los advenedizos y los apóstoles del sicariato mediático. Esos no son periodistas, sino delincuentes comunes o asociación de malhechores impunes que se refugian en medios de comunicación. La tecnología de la.