Voces a silenciar

Siempre trato de ver y oír a Edith Febles y a Marino Zapete en El Despertador. Muchas veces al escucharlos recuerdo a Orlando y me asalta la idea de la recurrencia desde el poder al crimen de estado para acallar voces tan altas; en medio  de acosos y despliegues de intolerancias y terror, que procuran.

¿Cero racismo?

Aquí, en República Dominicana, no hay racismo ni xenofobia. El anti-haitianismo no existe. Nada de eso. El presidente Medina no miente: se lo prohibió su asesor de imagen y mercadología electoral, el brasileño Joao Santana, recomendado por Lula y Dilma, cuya gloria ya se fue a pique. No hay peligro en seguirlo en sus afanes.

Danilo se tragó el tiburón y la picúa brasileña

El Presidente Medina no se ha dado –o no quiere darse cuenta- que la  realidad de su gestión está destrozando su construcción virtual y propagandística. Las burbujas comenzaron a explotarse. Que ya -sin el cuco de Leonel amenazando con volver y luego del pacto de la impunidad y el reparto- se comienza a percibir en.

PRM, AP y el cambio

Este Estado se pudrió. Como pintan las cosas, el pueblo dominicano no tendría nada bueno que buscar en las votaciones del 2016. En unas elecciones corrompidas y fraudulentas, con esta Junta Central Electoral-JCE, este Tribunal Supremo Electoral-TSE, estas “altas cortes” y esta dictadura institucionalizada (corrompida y corruptora), no es aconsejable ponerse a respaldar candidaturas, legitimando.

Desentonando de un coro superficial

Quiero desentonar. “Me se importa” –como dicen los capitaleños- que me califiquen de extremista, radical, impiadoso o desfasado. Quiero no parecerme, no solo a la escoria política, sino a los/as que han contemporizado y/o contemporizan con parte de ella y a los/as que portan grandes tijeras para cortar la historia en los episodios y en.

Una C x A y dos cascarones

La alianza no es de los tres grandes partidos de la historia reciente. Ni siquiera es una alianza. ¡Qué va! Seamos honestos: es un contubernio efectista  entre una  gran Compañía por Acciones y dos cascarones  dentro del mismo negocio de la política. Una CxA con dos facciones accionarias, una en picada hacia abajo  y otra iniciando su  declive desde cierta.

¿Es el PLD un partido, un partido-Estado u otra cosa?

A luz del reciente pacto espurio entre sus facciones, las reflexiones y debates sobre si el PLD es un partido político, un partido-estado, una Compañía por Acciones o una Corporación de Gavillas  apandilladas, se han disparado como nunca antes. Y no es para menos. Mi valoración al respecto van en la siguiente dirección: el PLD fue un partido político,.

Pacto infame y decadencia

El PLD  pasó de sufrir la fase soterrada de su crisis, al  despliegue abierto y progresivo de su decadencia; temporalmente expresada en el choque agudo entre sus dos principales dirigentes y facciones clientelistas, seguida de un pacto infame entre ellas, que persigue remozar y garantizar el continuismo de su dictadura institucionalizada y el secuestro ilegal.

Leonel y Danilo en el despliegue de la implosión peledeísta

La reciente  presentación televisiva de Leonel  Fernández confirma que ahora le ha tocado a la partidocracia peledeísta exhibir en mayor dimensión y con peores consecuencias  la crisis que corroe el sistema tradicional de partido y las instituciones estatales, casi todas bajo control morado. El PLD ha pasado de la fase soterrada de su crisis, a un periodo de.

Relaciones EE.UU-Cuba: David y Goliat

En lo relativo al tema del cerco político, de las pretensiones de aislamiento, del  cruel programa imperialista  de asfixia económica y agresiones militares, Cuba logró derrotar progresivamente a los EEUU.  El  reciente anuncio de relaciones diplomáticas, previo retiro de la mendaz acusación de “terrorista”, confirma esta valoración. En ese plano, David venció a Goliat, pese a haber sufrido enormes.