Danilo también tiene derecho a descansar

Como toda persona que realice un trabajo, de vez en cuando el Presidente Danilo Medina necesita tomarse su descanso. Es un ser humano, no una máquina.

En los últimos doce meses hemos visto al Presidente Danilo Medina cruzar alambradas y caminos encharcados en comunidades rurales, caminar por improvisados puentes sobre cañadas, participar en encuentros con campesinos en busca de agilizar asistencia oficial, llamar la atención por incumplimiento de trabajo, dar ‘primer picazo’, o ‘primer palazo’, reunirse con ganaderos y productores nacionales en alguna finca particular,

También hemos visto al gobernante encabezando actos inaugurales de numerosas empresas particulares, de instituciones oficiales, recibiendo comisiones en su despacho de los más variados sectores, en actos con estudiantes, en entrevistas con periodistas, de viaje al exterior en misiones oficiales, asistir a misas, ir a funerarias para dar pésames, encabezando reuniones oficiales. En fin, toda una tarea nada envidiable, pero que sí no pocos desearían tener por delante. Y además, el cargo de presidente de la República quizás sea en el que más apretones de manos hay que dar, día por día.

Pero, guardando las distancias, en todo ese tiempo, ¿cuándo fue que Danilo hizo un alto para tomarse un descanso?

La ciudadanía pudo enterarse a través de los medios escritos y electrónicos de la multiplicidad de actividades en que participó el Presidente Danilo Medina durante el año que lleva en el poder.

A propósito de cumplir un año en el Gobierno, podemos decir que Danilo ha tenido doce meses lo que se dice super intensos, en que los ajetreos cotidianos han sido más que estresantes, por no decir agotadores. Y por demás, los niveles de popularidad en torno a él se han mantenido en la cima.

Por más que delegue funciones entre sus más fieles colaboradores, el Presidente debe estar al tanto del más mínimo detalle de lo que sucede en el país y de las ejecutorias del Gobierno. Debe estar al tanto del comportamiento de la economía, de la buena marcha relativa a la seguridad nacional, recibe informes que tienen que ver con asuntos considerados neurálgicos para la estabilidad del Estado, etc.

Por demás, el Jefe del Estado dedica los fines de semana a visitar comunidades rurales a las que nunca se pensó iría un gobernante a reunirse con sus moradores. Es decir, el tiempo que debería emplear Danilo para pasarlos en casa con su familia se lo dedica a campesinos que lo que hacen es plantearles problemas de las más diversas índoles. Pero él ha dicho en varias oportunidades que es la única forma que tienen ellos para plantear sus problemas, y a ese nivel.

Todo ser humano dispone de un cerebro, y de tanto ponerlo en función, llega un momento en que necesita tomarse un descanso. A propósito del tema, en estos días el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se fue de vacaciones por una semana, con todo y familia, a la isla de Martha’s Vineyard, en el estado de Massachussets.

También en España el presidente Mariano Rajoy ha sabido irse de vacaciones, lo mismo que el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía. Pero entre nosotros como que no nos acostumbramos a ver descansar al Presidente de la República, que por demás todo indica que tiene que estar en todo, y en todas.

En los más de 50 años de vida democrática en el país, a partir del fin de la tiranía trujillista, presidentes que se conozca llegaron a disfrutar de días de asueto se recuerda a Antonio Guzmán, Salvador Jorge Blanco e Hipólito Mejía, que llegaron a utilizar la casa presidencial de Juan Dolio, al sureste de la Capital.

Una de las pocas veces en que el Presidente Medina ha hecho un alto en su apretadísima agenda fue con motivo del Día de los Padres, el pasado 28 de Julio, cuando suspendió la acostumbrada agenda de visitas dominicales que realiza los fines de semana por distintas comunidades para celebrar en familia un día tan especial. En la ocasión, publicó en su cuenta de Twitter: “Hoy celebro junto a todos los padres dominicanos, instándoles a que nos esforcemos para ser referentes positivos para nuestras familias”.

Como toda persona que realice un trabajo, de vez en cuando el Presidente Danilo Medina necesita tomarse su descanso. Es un ser humano, no una máquina.

Está sobreentendido, el hecho de que el Presidente se decida por coger un asueto no disminuye en nada sus altos niveles de popularidad. Todo lo contrario. Eso le va bien.

The following two tabs change content below.
Felipe Mora

Felipe Mora

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!