Está pasando

San Antonio se pone a un triunfo del título

SAN ANTONIO.- Los Spurs de San Antonio volvieron a disfrutar del buen hacer de sus “Big Three” y del escolta argentino Manu Ginóbili, que los dirigió, al gran triunfo de 114-104 en el quinto partido de las Finales de la NBA, que ahora dominan por 3-2 al mejor de siete.

Junto a Ginóbili, que logró un doble-doble de 24 puntos y 10 asistencias, en el mejor partido de la serie, el base francés Tony Parker fue el máximo encestador con 26 puntos.

Mientras que el escolta Danny Green volvió a ser decisivo con sus triples al anotar 6 de 10 y aportar 24 puntos, que volvieron a romper la defensa de los Heat.

El veterano pívot Tim Duncan recuperó protagonismo bajo los aros y en la pintura y dominó con un doble-doble de 17 puntos, 12 rebotes y tres tapones.

El alero Kawhi Leonard anotó 16 puntos y capturó ocho rebotes para completar la lista de los cinco titulares de los Spurs que tuvieron números de dos dígitos.

Ginóbili, que había llegado al partido con un promedio de 7,5 puntos en la serie, salió de titular en lugar del pívot brasileño Tiago Splitter, y se reencontró con su mejor baloncesto al anotar 8 de 14 tiros de campo, incluido 1 triple de cuatro intentos y 7 de 8 desde la línea de personal, en los 33 minutos que jugó.

Como equipo los Spurs tuvieron un 60 (42-70) por ciento de acierto en los tiros de campo y el 41 (9-22) de triples, comparados al 43 (37-86) y 48 (11-23, respectivamente, de los Heat.

Los Spurs siguieron teniendo problemas con las pérdidas de balón con 18 por 13 de los Heat, que en la pintura anotaron 40 puntos por 50 de los Spurs.

El sexto partido se disputará el próximo martes en el American Airlines Arena de Miami, y si fuese necesario un séptimo también se jugaría en el mismo escenario el jueves.

El alero LeBron James y el escolta Dwyane Wade aportaron 25 puntos cada uno que los dejaron como los líderes del ataque de los Heat, que estuvieron por detrás en el marcador durante todo el partido.

El escolta reserva Ray Allen jugó su mejor partido en lo que va de las Finales con 21 puntos, incluidos 4 de 4 triples, pero no pudo con la inspiración de Ginóbili, Parker, Duncan y Green, que estuvieron imparables en el juego ofensivo.

Ginóbili estuvo espectacular desde el inicio del partido y su acierto en los lanzamientos se notó de inmediato al anotar un primer triple que rompió su mala racha ofensiva y San Antonio concluyó el primer periodo con parcial de 32-19.

Leonard lo cerró con un triple y asistencia de Ginóbili, que consiguió siete puntos y cuatro asistencias, que lo dejaron como el símbolo de lo que iba a ser el gran triunfo de los Spurs, que siguieron arrolladores en el segundo cuarto, con penetraciones, triples y una gran defensa, sin que los “Big Three” de los Heat pudiesen entrar en el partido.

Los Spurs se pusieron con la mayor ventaja del partido 47-30, pero los Heat no querían volver a ser el equipo del tercer encuentro y reaccionaron con racha de 12-0.

Aunque los Spurs recuperaron de nuevo el ritmo del juego y se fueron al descanso con la ventaja parcial de nueve tantos (61-52), al anotar Parker antes que sonase la bocina para el final de la primera parte, los Heat no se habían ido del partido.

Lo demostraron al comenzar el tercer periodo con racha de 7-0 (61-59) y aunque los Spurs respondieron de nuevo con un triple de Green no pudieron alejarse en el marcador como lo hicieron en el primer cuarto.

El partido estaba para cualquiera de los dos equipos, pero los Spurs tenían por primera vez a la mejor versión de Ginóbili, que consiguió siete puntos en los últimos 2:20 minutos del tercer periodo para que San Antonio volviese a distanciarse en el marcador con un parcial de 87-75.

Los miles de seguidores de los Spurs comenzaron a corear el nombre de “Manu, Manu, Manu”, mientras que el jugador argentino de 36 años les respondía con más canastas y toda una exhibición en la dirección del equipo ante los pocos minutos que recibía el diezmado Parker.

Los Spurs mantenían su acierto encestador y los Heat lo comenzaron a perder como les sucedió en el primer cuarto y ahí se acabó la historia del partido porque San Antonio se fue de nuevo arriba 19 puntos (94-75) a falta de 9:30 minutos para concluir el tiempo reglamentario.

Aunque los actuales campeones de liga no se dieron por vencidos y lucharon para racha de 9-2 en 1:14 minuto (98-85) y 7:24 por jugarse, Ginóbili no estaba dispuesto a que nadie le quitase su gran noche de gloria y volvió al campo para anotar otra canasta y darle de nuevo el dominio a los Spurs (106-89).

Pero de nuevo los Heat con dos triples consecutivos de Allen volvieron a entrar en el partido y a falta de 1:37 109-101, pero Parker primero y un triple de Green, con asistencia de Ginóbili, dejaron sentenciado el partido (114-101).

Ficha técnica

114 – San Antonio Spurs (32+29+26+27): Parker (26), Ginobili (24), Green (24), Duncan (17), Leonard (16) -cinco inicial-, Bonner (-), Diaw (1), Splitter (4), Neal (2), Joseph (-), De Colo (-).

104 – Miami Heat (19+33+23+29): Chalmers (7), Miller (-), Bosh (16), Wade (25), James (25) -cinco inicial-, Haslem (-), Lewis (-), Jones (3), Battier (7), Anthony (-), Cole (-) y Allen (21).

Árbitros: Monty McCutchen, Tony Brothers y Ed Malloy. No señalaron faltas técnicas. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Quinto partido de las Finales de la NBA, que se disputó en el AT&T Center, San Antonio, ante 18.581 espectadores.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!