Está pasando

Fe y Vida: “El Pastel”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

En muchas ocasiones nos suceden cosas en nuestras vidas que hasta nos cuestionamos: ¿Qué he hecho yo para merecerme esto?, si yo soy una persona buena, ¿Por qué Dios me trata así y es tan injusto conmigo?, y no es que Dios nos envía esas cosas como castigo, o porque nos hemos comportado mal y Él se quiere vengar de nosotros. Dios es amor y quiere lo mejor para nosotros.

Pero hay cosas que aunque uno las haga bien le salen mal, pero los seres humanos somos así y casi siempre queremos echarle la culpa a Dios de los que nos pasa, pero desafortunadamente cuando las cosas nos salen todas bien, no somos capaces de darle las gracias a Dios.

Cuentan que una vez una joven le dijo a su mama que todo le había salido mal en ese día. No saco buena nota en el examen de Algebra, su novio había resuelto terminar con ella, y su mejor amiga estaba de vacaciones muy lejos de ella, en otra ciudad. La madre como madre y con la experiencia vivida sabe qué puede hacer para agradar a sus hijos, y se dijo para sí: Le preparare un sabroso pastel estando segura que ese pastel que a su hija le gustaba mucho la iba a agradar en ese momento tan difícil por el cual estaba pasando. Abrazo a su hija y le dijo que le haría un pastel de queso, la abrazo y la llevó a la cocina, y así consiguió que su hija sonriera. Cuando llego a la cocina la madre preparó los utensilios y los ingredientes que iba utilizar para hacer el pastel. Entonces preguntó a su hija de nuevo que si por fin quería que le hiciera el pastel y ella le contesto: Claro mama, tu sabes lo mucho que me gusta el pastel de queso. Bueno está bien, le dijo la mamá, entonces tú me vas a ayudar. Primero bebe un poco de aceite, asustada la hija le respondió: ¿Cómo dices mamá?, eso no lo haría jamás. Bueno, entonces ¿qué tal si te comes un huevo crudo? Nunca lo haría mamá. ¿Entonces comete un poco de harina de trigo o de bicarbonato de sodio? Mamá eso no me agrada respondió la hija, además si lo hago me enfermaría. La mama entonces le respondió: Es verdad, todas estas cosas están crudas y no se pueden tomar ni comer por separadas. Pero cuando las mesclas y les agregas bastante queso haces un delicioso pastel.

Mi amor, Dios trabaja en forma más o menos parecida. La gente se pregunta, ¿Por qué él permite que pasemos por momentos difíciles? No saben que cuando él permite que todo lo que nos sucede entren en un orden perfecto, eso siempre va a ser para hacer una obra perfecta en la vida nuestra. No necesitamos conformarnos con los ingredientes crudos, hay que dejar todo en sus manos, y así veremos que se tornarán en algo muy bueno y beneficioso para nosotros

Dios siempre está preocupado por nosotros, nos envía flores en la primavera, hace que el sol nos salga para calentarnos cada mañana, la luna en las noches para alumbrarnos, el aire que respiramos, que sin él no pudiéramos vivir y además siempre que queremos hablar son él, está dispuesto a escucharnos. El pudiera vivir en el lugar más lujoso o en cualquier otro lugar en el mundo, pero eligió vivir en el corazón de cada uno de nosotros.

He pensado siempre que si tenemos un limón, no podemos tomarnos su zumo, pero si le agregamos al mismo agua, azúcar, y un poco de hielo podremos tener una rica y refrescante limonada.

Los dejó con el Versículo14, del Evangelio de San Mateo, Capitulo 7 que dice: “La puerta es estrecha y el camino que conduce a la vida difícil y son pocos los que dan con él”

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

The following two tabs change content below.
Ray Ortega

Ray Ortega

Ray Ortega

Latest posts by Ray Ortega (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

Una respuesta sobre “Fe y Vida: “El Pastel””

  1. Sr. Ray, muchas gracias por su articulo y el buen ejemplo del pastel. Asi es la vida hay que mirar mas alla de lo que me ocurre hoy y tener Fe en Dios. Mirando siempre hacia adelante.
    Saludos, Carlos