Propagación de H1N1 en Brasil lleva a cambiar los hábitos religiosos

AH1N11

AH1N11

SAO PAULO, Brasil.- La propagación de la gripe tipo H1N1 en Brasil, que este año ha causado 61 muertes, llevó a la Iglesia Católica en tres ciudades del estado de Sao Paulo a cambiar los hábitos durante las celebraciones religiosas, según informaron hoy medios locales.

El Santuario Nacional de Aparecida, a 167 kilómetros de Sao Paulo y que cada fin de semana recibe hasta 200.000 peregrinos, pasó a adoptar nuevas orientaciones durante las misas.

“El santuario es un poco cerrado y recibe gente de todo Brasil, inclusive de localidades con casos más frecuentes de H1N1″, señaló a la edición digital del diario Folha de Sao Paulo el prefecto de ese centro de peregrinación, Joao Batista de Viveiros.

No dar la hostia en la boca, ahora entregada en las manos por parte de los sacerdotes, es una de las medidas adoptadas en el santuario y en las parroquias de otras ciudades del estado, como Franca y Tabuaté.

En el municipio de Tabuaté fue prohibido sacar en procesiones el pan y el vino que acostumbran ser después dados en la comunión.

En Sao Paulo se registraron 55 de las 61 muertes confirmadas por ese tipo de gripe en el país.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!