Obama busca llevar relación con México y Centroamérica más allá de seguridad

Barack Obama.

Barack Obama.

WASHINGTON, EE.UU.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, busca llevar la relación con México y Centroamérica “más allá de la seguridad” con una visita a la región que empieza este jueves y que estará enfocada en profundizar las relaciones económicas y comerciales, según destacó este miércoles la Casa Blanca.

Obama llegará este jueves a México y el viernes se trasladará a Costa Rica, en su sexto viaje a Latinoamérica y el primero a la región de su segundo mandato.

México “está en ascenso” y tiene un futuro económico “muy fuerte y positivo”, indicó en una conferencia telefónica con periodistas Ricardo Zúñiga, el principal asesor para Latinoamérica de la Casa Blanca.

México es el segundo socio comercial de Estados Unidos. El intercambio comercial bilateral asciende ya a 1.400 millones de dólares diarios y se trata, en palabras de Zúñiga, de aprovechar esa alianza para incrementar la competitividad de los dos países y de cooperar más en educación e innovación.

“Creemos que hay espacio para el crecimiento en la relación comercial”, señaló por su parte Ben Rhodes, consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Obama aterrizará este jueves a primera hora de la tarde en la capital mexicana y se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto.

A continuación los dos mandatarios ofrecerán una rueda de prensa conjunta y tendrán una cena de trabajo privada.

La cooperación en la lucha contra el narcotráfico será otro de los temas que abordarán Obama y Peña Nieto, sobre todo a raíz de los recientes cambios en su estrategia de seguridad anunciados por el Gobierno mexicano.

El viernes Obama dará un discurso en el Museo Nacional de Antropología de la capital mexicana, ante un público formado mayoritariamente por estudiantes universitarios, y en él destacará sobre todo cómo ambos países se benefician de los lazos bilaterales económicos, educativos y culturales, según detalló Rhodes.

De ahí el mandatario estadounidense se trasladará a Costa Rica, donde mantendrá a su llegada a San José un encuentro bilateral con la presidenta de ese país, Laura Chinchilla, y después dará una conferencia de prensa.

En la noche del viernes Obama se reunirá con los mandatarios del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), que incluye a la República Dominicana, durante una cena de trabajo.

Para EE.UU. es importante la colaboración en seguridad con Centroamérica, pero “estamos buscando el componente económico de la relación” e “incrementar la integración económica” entre los países de la región, explicó Rhodes.

De acuerdo con Zúñiga, Obama quiere dialogar ante todo de fórmulas para reducir los costes de la energía en Centroamérica, que son “dos o tres veces mayores que en Estados Unidos”.

Rhodes anotó que el objetivo es reducir la “fragmentación de los mercados” centroamericanos, “desarrollar energías limpias” y establecer los principios de un diálogo al respecto.

El sábado, antes de partir de regreso a Washington, Obama hablará en un foro empresarial en San José auspiciado, entre otros, por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Con un proyecto de ley para una reforma migratoria a debate en el Senado de EE.UU., también será interesante para Obama ver la respuesta de las autoridades mexicanas y centroamericanas a esa iniciativa.

En el caso de México, se trata de hablar sobre todo de “cómo se puede mejorar la cooperación en seguridad fronteriza”, dijo Rhodes.

Y en cuanto a Centroamérica, declaró que “el desarrollo económico y la seguridad ciudadana” de esa región son fundamentales para promover una migración “legal” hacia Estados Unidos.

El continente americano en general “es un área de oportunidades” para EE.UU., resaltó Zúñiga al recordar que la clase media se ha incrementado en la región en un 50 % en la última década y la pobreza extrema ha caído a la mitad.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!