Está pasando

Familia se niega a enterrar muerto porque da señales de vida

SANTIAGO, República Dominicana.- Los parientes de Jorge Galván, de 29 años, todavía este martes se resisten a darle cristiana sepultura, tras varios días de su fallecimiento en la comunidad de Cienfuegos, ya que creen que éste puede resucitar.

Vecinos del sector Santa Lucia también creen que Galván puede levantarse de su ataúd.

Aseguraron además que todas las personas que pasan por el frente del ataúd se quedan sorprendidas al ver el cuerpo dando señales de vida, por lo que no lo enterrarán mientras esté así.

Se espera que esta tarde el cadáver de Galván sea trasladado hasta el pueblo de Dajabón, de donde era oriundo.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

8 Respuestas sobre “Familia se niega a enterrar muerto porque da señales de vida”

  1. tekacerulay dice: 06/05/2013 a las 12:39 PM

    la barriga se le unde lolz ? comancelo con yuca ignorantes

  2. Nombre (requerido) dice: 02/05/2013 a las 12:01 PM

    Yo creo que este se hace el muerto para ver el entierro que le hacen y ver quien lo llora.jeje

  3. jeje…ese esta mas muerto que duarte, sanchez y mella.

  4. Carlos Méndez dice: 01/05/2013 a las 8:53 AM

    Y si no lo van a enterrar, ¿por qué no lo acuestan cómodamente en una cama? Si se despierta en un ataud lo matará el susto!!!

  5. pero los médicos que dicen??

    • Los médicos dirán lo mismo que dicen siempre, que la rigidez post morten se presente en algunos cuerpos mas lentos que en otros, aunque este caso amerita ser investigado a fondo ya que lleva 3 días..

    • Yasmin Acosta dice: 02/05/2013 a las 10:54 AM

      existe un trastorno que puede producirse en algunas personas llamado catalepsia o muerte aparente, Se caracteriza por inmovilidad y rigidez muscular, así como una sensibilidad dolorosa reducida o incluso nula. El paciente no responderá a estímulos externos, ni hablará. Para todo aquel que lo presencie, dará la impresión de que está muerto, con un pulso y una respiración casi imperceptibles, y una mortecina palidez.

      Los llamados electroencefalogramas diagnostican una muerte clínica con tal fiabilidad, que es dificilísimo equivocarse.