Paulina Rubio y “Colate” habrían llegado a un acuerdo de divorcio

Paulina Rubio, fuente externa.

Paulina Rubio, fuente externa.

NUEVA YORK, EE.UU.- La cantante mexicana Paulino Rubio y su exmarido Nicolás “Colate” Vallejo Nájera llegaron a un acuerdo que pone fin a la batalla legal por su divorcio y la custodia de su único hijo, Andrea Nicolás, aseguró hoy People en Español en su página web.

La revista de espectáculo señala además que la expareja acordó compartir la custodia del niño y que “Colate” aceptó la propuesta de la “chica dorada” para pagarle 243.000 dólares en tres años, en lugar del millón de dólares que éste le exigía por concepto de pensión alimenticia.

Los abogados de “Colate” le habrían recomendado que aceptara la propuesta de la cantante, que le pagará 6.750 dólares mensuales, indica la revista, que además asegura que el acuerdo se habría logrado el pasado lunes tras un proceso de divorcio de más de un año, que se realiza en la Corte de Familia del condado Miami-Dade (Florida).

A mediados del pasado mes de febrero, el empresario español negó versiones de medios de comunicación de que hubiera pedido cinco millones de dólares a la cantante para cederle la custodia de su hijo.

“No he pedido cinco millones a Paulina. Mi hijo no tiene precio ni es una moneda de cambio”, dijo en ese entonces “Colate” a la revista española Vanitatis, señala People en Español.

La revista destaca además en su página web que Paulina Rubio no quiso hacer declaraciones sobre su proceso de divorcio durante un reciente evento en México.

La respuesta de la intérprete fue que el tiempo “es lo único que tiene que pasar para realizar tus proyectos, tus relaciones, y creo que las mujeres somos mucho mejores que ellos (los hombres) porque somos más leales; tenemos la virtud de ver las cosas con más claridad que ellos”.

La cantante mexicana y el empresario español se casaron el 30 de abril de 2007 en México.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!