Está pasando

Japón y Taiwán mantienen el invicto de 2-0 y Cuba ganó su primer partido

Clásico Mundial

Clásico Mundial



Houston, EE.UU.- Esta vez no hubo sorpresas en la segunda jornada de la competición de grupos de la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol después que Japón ganó 5-2 a China dentro del Grupo A, mientras que Taiwán superaba 8-3 a Holanda en el B y ambos equipos se pusieron con marca de 2-0.

Cuba que hizo su debut en el torneo también conseguía la victoria al imponerse por 5-2 a Brasil que todavía no ha podido conocer el triunfo y tiene marca de 0-2 dentro del Grupa A.

De nuevo, como sucedió en el primer partido de la jornada inaugural, el bateo de China también generó dudas en los bicampeones que defienden el título, pero al final Japón fue superior en todas las facetas del juego y ahora esperará al miércoles para definir al campeón del grupo cuando se enfrente a Cuba.

Japón tenía la ventaja de 2-0 en el quinto episodio cuando el guardabosques derecho Yoshio Itoi conectó un doble que vació las bases por el jardín central para dejar sentenciado el partido con parcial de 5-0.

El bateo oportuno de Japón permitió al abridor Kenta Maeda (1-0) que se llevase la victoria después de trabajar cinco entradas, permitió un imparable, dio una base por bolas y abanicó a seis bateadores rivales.

El trabajo desde el montículo lo completaron otros cuatro relevistas que permitieron dos carreras, pero nunca pusieron en peligro el triunfo de Japón que busca conseguir el tercer título consecutivo en el Clásico.

A pesar de la concesiones hechas por el relevista Tetsuya Yamaguchi, el manejador del equipo nipón, Koji Yamamoto, alabó la gran labor que había hecho el pitcheo de su equipo.

El bateo del equipo de Taiwán mostró su poder y fue la clave que les permitió ganar a Holanda en su sede de Taichung, después que la novena europea en el primer partido ante Corea del Sur se mostró hermética con su pitcheo.

Taiwán confirmó con su ataque que quería mantener el invicto y tener prácticamente asegurado ya el pase a los cuartos de final, que se jugaran en la sede de Tokio.

El jardinero izquierdo Dai-Kang Yang bateó para tres carreras, dos de ellas gracias al cuadrangular que pegó y que definió la suerte de su equipo que se colocó con marca perfecta de 2-0.

Mientras que el lanzador derecho Wei-Lun Pan (1-0) salió como relevista y cambió la historia del partido al trabajar cuatro entradas y un tercio en las que sólo cedió un imparable y dio una base por bolas para quedarse con la victoria.

El lunes, Corea del Sur juega contra Australia. Para los surcoreanos, que son favoritos, tienen la obligación de ganar después de haber perdido por blanqueada de 5-0 ante Holanda.

Cuba inició su andadura en la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol con un triunfo trabajado ante la novena de Brasil en partido que se disputó en el Japan Dome, de la ciudad de Fukuoka (Japón).

La estrella del partido fue el abridor derecho Ismel Jiménez (1-0), que lanzó cuatro entradas y dos tercios en la que mantuvo en blanco su casilla al espaciar cuatro imparables, no permitió carreras, ni dio bases por bolas y abanicó a seis bateadores.

Jiménez cedió la pelota al relevista intermedio Freddy Álvarez que no pudo mantener en blanco la casilla de la novena cubana al permitir un imparable y dos carreras que fueron sucias, dio una base por bolas y dio una base por bolas en la entrada y un tercio que estuvo en el montículo.

El piloto del equipo cubano Víctor Mesa no quiso correr más riesgos con Álvarez y lo mandó a las duchas para que saliese el también derecho Raciel Iglesias que hizo una gran labor en las tres entradas que trabajo.

Iglesias consiguió el rescate al ceder sólo un indiscutible y abanicó a cinco bateadores rivales para quedarse con el salvamento del partido.

Mientras que el bateo oportuno lo pusieron el campocorto Erisbel Arruebarruena que se fue de 4-2 con dos carreras impulsadas y una anotación.

Cuba anotó racimo de dos carreras en la parte alta de la quinta entrada y otro de tres en la sexta que dieron a los lanzadores la ayuda que necesitaron para conseguir la victoria.

Brasil sufrió la segunda derrota en su primera participación en el Clásico Mundial, tras perder también en la jornada inaugural ante el país anfitrión, Japón, por 5-3 y lo deja con muy pocas probabilidades de superar la fase de grupos.

El próximo partido de Brasil no será hasta el martes cuando se enfrente a China, que antes también jugará, el lunes, contra Cuba.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!