Horford y Ginóbili mostraron su clase y liderazgo en victorias de sus equipos

Al Horford.

Al Horford.

HOUSTON, EE.UU.- El pívot dominicano Al Horford mantiene su protagonismo en el campo de juego y con un doble-doble volvió a ser clave en el triunfo de su equipo, los Hawks de Atlanta, al igual que lo hizo el veterano escolta argentino Manu Ginóbili con los Spurs de San Antonio.

Ambos, por méritos propios, fueron los mejores jugadores latinoamericanos de la jornada de la NBA.

Horford impuso una vez más su poder bajo los aros y se convirtió en el líder y jugador clave de la victoria por 107-96 que lograron los Hawks ante los Sixers de Filadelfia.

El pívot internacional dominicano aportó 21 puntos y 12 rebotes en los 41 minutos que jugó al anotar 10 de 17 tiros de campo, uno de dos desde la línea de personal, entregó seis asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

Ginóbili no quiso quedarse atrás y fue líder en el triunfo de los Spurs, que vencieron por 101-83 a los Bulls de Chicago, a pesar de sufrir la baja del base francés Tony Parker.

El internacional argentino fue el sexto hombre de los Spurs al jugar 26 minutos y conseguir 18 tantos después de encestar 7 de 14 tiros de campo, incluidos tres de cinco triples, uno de uno desde la línea de personal, logró tres rebotes y entregó nueve asistencias.

Su compañero, el pívot brasileño Tiago Splitter, también se destacó al conseguir cifras dobles de trece puntos y diez rebotes.

Splitter disputó 32 minutos en los que encestó cinco de ocho tiros de campo, tres de seis desde la línea de personal, y entregó dos asistencias.

Otro latinoamericano protagonista fue el base venezolano Greivis Vásquez, que con doble-doble apoyó el ataque de su equipo, pero los Hornets de Nueva Orleans sufrieron la humillación de perder en su campo por 102-108 ante los Lakers de Los Ángeles tras desperdiciar una ventaja de 25 puntos.

Vásquez logró quince puntos y doce asistencias en 39 minutos de acción al anotar 6 de 16 tiros de campo, incluidos dos de cinco triples, uno de uno desde la línea de personal y logró cinco rebotes, pero en los últimos siete minutos del partido, como el resto de sus compañeros, no pudo conseguir ningún tanto.

Mientras que sin producción se fue el argentino Pablo Prigioni para los Knicks de Nueva York, que vencieron por 87-77 a los Pistons de Detroit.

Prigioni jugó 17 minutos y falló los tres tiros de campo que hizo, logró dos rebotes, dio tres asistencias y recuperó un balón.

Sí la tuvo el base puertorriqueño José Juan Barea, que volvió a ser el sexto hombre de los Timberwolves de Minnesota y decisivo junto con el español Ricky Rubio en el triunfo que consiguieron por 87-82 ante los Wizards de Washington, del pívot brasileño Nené Hilario.

Barea, que jugó 23 minutos, anotó doce puntos, incluidos diez en el cuarto periodo, cuando los Timberwolves decidieron la victoria, al encestar cinco de doce tiros de campo, incluidos dos de cuatro triples, y capturó dos rebotes.

Hilario jugó 36 minutos y aportó 12 tantos tras encestar 3 de 8 tiros de campo, y 6 de 8 desde la línea de personal, capturó ocho rebotes, entregó una asistencia, recuperó un balón y puso un tapón.

También en la derrota, el argentino Carlos Delfino apenas superó la barrera de los 10 puntos para los Rockets de Houston, que perdieron por 112-108 ante los Mavericks de Dallas.

Delfino aportó 11 puntos en 21 minutos de acción al encestar 4 de 9 tiros de campo, incluidos 3 de 7 triples, y logró seis rebotes.

Mientras que su nuevo compañero, el escolta reserva dominicano Francisco García consiguió siete puntos en 22 minutos de acción.

García encestó 2 de 6 tiros de campo, incluido 1 de 4 triples, estuvo perfecto en los de personal con 2 de 2, logró dos rebotes, entregó dos asistencias, recuperó un balón y puso un tapón.

Tampoco pudo ganar el ala-pívot mexicano Gustavo Ayón que anotó dos puntos (1-1, 0-0, 0-0) en los cuatro minutos que jugó durante el partido que su equipo de los Bucks de Milwaukee perdió por 101-117 ante los Clippers de Los Ángeles.

El ala-pívot argentino Luis Scola no tuvo su mejor inspiración encestadora como el resto de sus compañeros de los Suns de Phoenix que perdieron en su campo por 71-98 ante los Raptors de Toronto.

Scola salió de titular, pero siguió en su irregularidad ofensiva al aportar sólo seis puntos después de anotar 2 de 7 tiros de campo y 2-2 desde la línea de personal.

Scola, que jugó 24 minutos, capturó ocho rebotes, seis fueron defensivos, repartió dos asistencias y perdió tres balones.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!