Está pasando

Un arquitecto puertorriqueño reconstruirá la catedral de Puerto Príncipe

Catedral de Puerto Príncipe.

Catedral de Puerto Príncipe.

SAN JUAN, Puerto Rico.- El arquitecto puertorriqueño Segundo Cardona lidera el proyecto ganador del concurso internacional para la reconstrucción de la imponente catedral de Puerto Príncipe, derrumbada por el terremoto que en 2010 asoló la capital haitiana.

En una entrevista con Efe, Cardona, de 62 años y una de las principales referencias de la arquitectura en Puerto Rico, aseguró que el hecho de haberse impuesto en un concurso a 130 proyectos de todo el mundo permite calibrar la capacidad del equipo que encabeza en SCF Arquitectos.

Este arquitecto nacido en el distrito de Santurce de San Juan y formado en la Universidad de Puerto Rico es la cabeza visible de un equipo de profesionales que con el proyecto de la catedral de Puerto Príncipe sale a la escena internacional después de décadas de proyectos en la isla caribeña.

“Volvemos así a la escena internacional después del diseño del Pabellón de Puerto Rico en la Exposición Universal de Sevilla (sur de España)”, señala el arquitecto sobre un diseño que presentó hace ya veinte años.

Reconoce Cardona que “darse a conocer desde Puerto Rico no es fácil”, aunque, a pesar de la crisis económica que atraviesa la isla, no ha dejado de trabajar en todo tipo de proyectos.

Sobre su diseño de reconstrucción de la que será la nueva Catedral de la Asunción de Nôtre Dame de Puerto Príncipe, señala que se trata de un proyecto que estudió con sumo detalle a través de fotografías aéreas y planos históricos de una construcción finalizada en 1928 después de décadas de trabajo.

“Llevamos a cabo una interpretación moderna”, indica sobre un templo que, tras el terremoto de enero de 2010 -que asoló la capital haitiana y otras ciudades y dejó unos 316.000 muertos y 1,6 millones de damnificados- quedó prácticamente destruido a excepción de la fachada.

“El proyecto prevé estabilizar la fachada con una estructura aneja”, puntualiza el arquitecto puertorriqueño, que calcula que completar la reconstrucción requerirá de una inversión de entre 30 y 40 millones de dólares.

Cardona subraya la importancia del proyecto por ser un espacio de referencia para Haití, donde, recuerda, cerca del 80 por ciento de la población profesa la fe católica.

Detalla que el diseño estuvo condicionado por cómo quedó el templo tras el terremoto, con apenas la fachada principal y algunas columnas de la estructura en pie.

“Quisimos mantener la huella original”, para lo que vinculó las ruinas de la fachada principal y un rosetón con la nueva rotonda que se construirá alrededor del altar central.

“En el diseño he seguido mi filosofía de responder al problema de una forma natural, respetando las circunstancias del lugar”, asegura el que fuera profesor de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Puerto Rico entre 1974 y 1984.

Cardona, amante de la arquitectura española y con casa en Barcelona (noreste de España), no oculta su sorpresa por ser el ganador de un concurso al que se presentaron proyectos de todo el mundo.

La oportunidad internacional de Cardona llega en un momento complicado para la arquitectura puertorriqueña, sin apenas actividad consecuencia de una crisis económica que golpea a la isla caribeña desde hace más de un lustro.

La crisis, sin embargo, no se ha cebado con la actividad del estudio SCF Arquitectos, uno de los más prestigiosos de Puerto Rico.

Cardona y su equipo son responsables de recientes diseños tan emblemáticos como la Biblioteca de la Corte Suprema de Puerto Rico (2011) en San Juan, el Nuevo Centro de Investigación de la Universidad Central del Caribe (2010) de Bayamón o la Iglesia Discípulos de Cristo (2009) en Guaynabo.

Otra de las obras más destacadas de Cardona es el Coliseo de Puerto Rico (2004) en San Juan, el centro donde se desarrollan los actos multitudinarios más importantes de la isla caribeña.

La gran mayoría de las estaciones del tren urbano del área metropolitana de San Juan, de 2004, son también obra de Cardona, cuyo primer trabajo se remonta a 1975, cuando diseñó la piscina municipal de la localidad puertorriqueña de Adjuntas.

 

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!