Está pasando

La web, obligada a evolucionar para no perder el pulso en el mundo móvil

La Web

La Web.

MADRID, España.- Las aplicaciones móviles han revolucionado con su sencillez y utilidad la forma de relacionarnos con la tecnología, pero la incompatibilidad entre los distintos sistemas operativos está fragmentando el acceso a internet y obligando a la web a evolucionar para garantizar la universalidad de la red.

Antes de que aparecieran los teléfonos inteligentes, el acceso a internet se realizaba a través de navegadores, las herramientas para bucear por la world wide web, pero el internet móvil ha trastocado esos usos.

El director de desarrollo de producto e innovación de Telefónica Digital, Carlos Domingo, ha indicado a Efe que las aplicaciones se han convertido en el medio primario de acceso a contenidos y servicios de internet en el móvil, mientras que el responsable del The App Date, Óscar Domingo, ha destacado que con ellas todo es natural y fácil y que están abriendo internet a más “gente, circunstancias y contextos”.

Pero Domingo ha alertado de que las “apps” nativas llevan asociados ciertos problemas que no tiene la web en el PC.

Una aplicación nativa es aquella desarrollada específicamente para un único sistema operativo, por ejemplo Android, iOS o Windows Phone, por lo que no es compatible con entornos de la competencia.

“No tienen el mismo grado de universalidad, no son abiertas, no se comunican entre ellas, no funcionan en diferentes dispositivos y sistemas operativos y además sólo se pueden publicar o actualizar de acuerdo a las decisiones arbitrarias de las corporaciones que las controlan y no del desarrollador o el usuario final”, ha apuntado Domingo.

El responsable de Mozilla para Europa, Tristan Ninot, ha denunciado que la innovación en la industria móvil se está viendo obstaculizada por los sistemas cerrados, que suponen “una gran barrera de entrada para los creadores de contenidos”.

Frente a las aplicaciones nativas, existen otras basadas en la web abierta -llamadas “web apps” y que funcionan con lenguaje HTML5, hojas de estilo CSS3 y Javascript sobre un navegador- que trabajan por igual en las distintas plataformas y no requieren que el usuario esté pendiente de actualizaciones porque son automáticas.

Su inconveniente es que su tecnología abierta no está tan pulida como la de las nativas, en parte debido a que los desarrolladores no tienen acceso a funcionalidades del teléfono como pueden ser la cámara o el acelerómetro, por eso las nativas suelen ser más ligeras y fluidas.

Esas carencias obligaron a Facebook a cambiar de estrategia y sustituir su aplicación de HMTL5 por otras nativas.

El portavoz de Mozilla ha reconocido que la web móvil está aún evolucionando y que no es tan rica como la web en el PC, pero ha destacado que el uso del HTML5, un lenguaje “sin propietarios”, derivará en innovación y enriquecimiento.

Hormigos, que considera que el futuro es de la web app, ha declarado que esta tecnología aún no está preparada para hacerle sombra a las nativas.

El responsable del consorcio W3C -institución que desarrolla los lenguajes abiertos de la web- en España, Martín Álvarez, ha asegurado que ya se trabaja en la versión HTML 5.1 y está convencido de que la fórmula estándar es la que triunfará.

“La web para nada está herida. (…) La movilidad es una oportunidad para hacerla crecer, pero no se debe pensar en ella desde sitios estáticos, sino en la web en movimiento”, ha aseverado.

Esa web en movimiento usaría, por ejemplo, el diseño web adaptativo que permite que las páginas se ajusten automáticamente a cada dispositivo.

Tanto Álvarez como Hormigos contemplan un escenario en el que convivan “apps” nativas y web “apps”, pero en el que el usuario no distinga qué hay debajo de ese programita que le hace la vida más fácil.

“La apertura y libertad de la web necesitan llegar al espacio móvil. (…) De la misma manera que ninguna organización debería controlar la web, tampoco este espacio. Necesitamos llevar los atributos que hacen a la web abierta al entorno móvil”, ha dicho el responsable de Mozilla.

La propuesta de Telefónica y Mozilla es Firefox OS, un sistema operativo basado en web apps que, según Ninot, está diseñado para que la web sea la alternativa a los muros cerrados de Apple y Google.

“Firefox OS será el agente disruptor que va a llevar la web al móvil y liberar a los usuarios de las restricciones de acceso que sufren con las aplicaciones móviles”, ha concluido Domingo.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!