Está pasando

La legalización de tragamonedas pone en riesgo 70 mil empleos en Puerto Rico

Máquinas tragamonedas.

Máquinas tragamonedas.

SAN JUAN, Puerto Rico.- La legalización de las más de 100.000 máquinas tragamonedas irregulares que se estima están repartidas por la geografía de todo Puerto Rico pone en riesgo 70.000 empleos, según la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA).

El presidente de la Junta de Directores de la PRHTA, Ismael Vega, señaló hoy en conferencia de prensa que la hipotética pérdida de esos empleos será una de las consecuencias de legalizar las miles de máquinas tragamonedas que operan de forma irregular en la isla.

Las palabras de Vega llegan después de que el legislador Rafael Hernández anunciara que impulsará la legalización de las máquinas tragamonedas que operan sin licencia en la isla caribeña.

“Es altamente nociva, una mala idea reciclada, una apuesta peligrosa en la que los grandes perdedores serán el sector turístico, el presupuesto de la Compañía de Turismo y Puerto Rico”, dijo Vega, dando a entender que legalizar esas máquinas quitará negocio a los casinos, que en Puerto Rico se ubican exclusivamente en hoteles.

El legislador del Partido Popular Democrático (PPD) en el poder indicó que su propuesta pretende que las regulaciones y controles de las salas de juego de los casinos sean aplicadas en los establecimientos donde se ubican las máquinas tragamonedas.

“Es una broma de mal gusto pensar que se pueden aplicar las regulaciones y controles de los casinos a las maquinitas en barras, panaderías y colmados”, señaló Vega sobre la propuesta.

Dijo que las pretensiones del legislador demuestran falta de información sobre como operan los casinos en Puerto Rico.

La presidenta de la PRHTA, Clarisa Jiménez, dijo por su parte que la proliferación de las máquinas tragamonedas contribuirá al cierre de más casinos en la isla, como ya sucedió con el del hotel El Conquistador y el del hotel Gran Meliá en 2012, que supusieron la pérdida de más de cien empleos directos.

El monto que los casinos aportan a la Compañía de Turismo de Puerto Rico es de 78 millones de dólares anuales de un presupuesto total de esa empresa pública de 97 millones de dólares, lo que significa que la operación de los casinos representa directa o indirectamente cerca del 80 % del presupuesto de Turismo, según datos de la PRHTA.

En total, los casinos contribuyeron con 156 millones de dólares a las cuentas públicas en el último año fiscal, por lo que la PRHTA advirtió que poner en riesgo la estabilidad de los casinos tendrá un efecto en cadena sobre todo el sector turístico de la isla.

El Ejecutivo puertorriqueño estimaba en 2010 la existencia de más de 100.000 tragamonedas en la isla, de las que sólo 8.000 contaban con los permisos correspondientes para operar.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!