La columna de Miguel Guerrero: Como si nada pasara

Miguel Guerrero.

Miguel Guerrero.

A pesar del enorme déficit presupuestario, hemos vistos en todos estos años por montones las yipetas y carros de lujo con placas oficiales estacionados en los parqueos de los restaurantes de lujo a cualquier hora del día. Las cuentas con toda seguridad han pasado siempre a engrosar los gastos de representación de los funcionarios que en esos lugares se dan la gran vida en días laborables y no laborables en el calendario oficial.

Se ha escuchado a gobierno tras gobierno reclamar respaldo a sus esfuerzos por nivelar las finanzas públicas, que su tendencia al gasto sin control han desnivelado. Pero salvo una que otra medida más bien simbólica, no se imponen al sector público las mismas restricciones que a los ciudadanos comunes y corrientes. Las quejas se han escuchado por doquier.

El problema es que cuando la gente del gobierno actúa en riña con la austeridad que los tiempos y las leyes imponen, la posibilidad de que sus demandas de apoyo encuentren eco es prácticamente nula.

Si quienes sufren los rigores de los vientos de calamidad que soplan sobre el país no ven ejemplos desde arriba que justifiquen sus propios sacrificios, no estarán entusiasmados con ofrecerlos. Nada irrita tanto como el que se quiera imponer mayores sacrificios y constreñimientos en el pretexto de aquellos a los que el pueblo ha estado sometido son todavía insuficientes.

En definitiva, y contrario al pensar oficial, son muy pocos los que aquí “viven como ricos” y sí muchos, en cambio, los que están saturados de impuestos. Esa es una realidad que los gobernantes tienden a ignorar cuando los períodos iniciales de luna de miel empiezan a desaparecer y surgen las dificultades. Es cuando se olvidan de que están ahí para garantizar el patrimonio público, no para disponer de él como si fuera propio.

mguerrero@mgpr.com.do
@GuerreroMiguele

The following two tabs change content below.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!