El Ejecutivo de Puerto Rico descarta despidos pese a recortes en gasto federal

Alejandro García Padilla.

Alejandro García Padilla.

SAN JUAN, Puerto Rico.- El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, descartó este lunes el despido de empleados públicos en la isla caribeña en el caso de que el Congreso estadounidense no llegue a ningún acuerdo para evitar los recortes en el gasto público el próximo 1 de marzo.

La aclaración de García Padilla, presidente del Partido Popular Democrático (PPD), sigue a unas palabras del representante de la isla ante el Congreso en Washington, Pedro Pierluisi, del opositor Partido Nuevo Progresista (PNP), en las que alertaba de que el gobernador contempla despedir funcionarios ante los posibles recortes.

“No hay empleos en peligro en Puerto Rico”, aseguró García Padilla, que participó el pasado sábado en la reunión de la Asociación de Gobernadores de Estados Unidos.

García Padilla señaló en esa cita que, en vez de recortar servicios básicos hacia la población, los republicanos del Congreso deben tomar como buena la propuesta del presidente, Barack Obama, para sustituir recortes con la eliminación de huecos tributarios que benefician a los más ricos, según recoge hoy El Nuevo Día.

Pierluisi señaló que el recorte podría suponer una pérdida de hasta 26 millones de dólares en fondos para el Departamento de Educación de Puerto Rico.

La Casa Blanca publicó hoy un informe con las consecuencias económicas que sufrirán cada uno de los estados en caso de que el Congreso no llegue a ningún acuerdo para evitar los recortes en gasto público el próximo 1 de marzo.

El informe alerta, en el caso de Puerto Rico, entre otras consecuencias, de la posible pérdida de 70 empleos de profesores.

Otras hipotéticas pérdidas apuntadas en el informe son el fin de ayudas para educación especial, que afectarán a 300 niños de la isla caribeña.

Los recortes pasarán factura a la ayuda al desempleo, con la pérdida de fondos para ayudas de cursos en formación, lo que afectará a cerca de 18.000 personas en Puerto Rico.

Programas de lucha contra la violencia de género y destinados a personas infectadas con el virus VIH, que hoy llegan a más de 7.000 personas, están también en riesgo.

El capítulo de Puerto Rico se incluye en un informe con el que la Casa Blanca advierte del impacto de los recortes y con el que trata de continuar presionando a los republicanos para llegar a un acuerdo que los evite.

Los recortes, que ascienden a 1,2 billones de dólares durante los próximos 10 años, provocaría una reducción indiscriminada a los programas de las agencias federales, excepto para algunos programas obligatorios como el Medicaid y los cupones de alimentos.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!