Está pasando

Arzobispo apoya sentencia contra adopción por parte de lesbianas en Puerto Rico

Roberto González Nieves.

Roberto González Nieves.

SAN JUAN, Puerto Rico.- La máxima autoridad de la Iglesia católica en Puerto Rico y arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, mostró este viernes su apoyo a la sentencia del Tribunal Supremo de la isla contra la adopción de una niña por parte de una pareja de lesbianas.

“Estoy a favor de la decisión del tribunal”, dijo en declaraciones a medios locales durante un acto en la capital puertorriqueña el arzobispo de San Juan, que aclaró que no está de acuerdo con la adopción de niñas y niños por parte de parejas del mismo sexo.

“Todo ser humano debe crecer, conocer y sentirse amado por una madre y un padre, y el Estado tiene la responsabilidad de defender ese núcleo”, indicó González Nieves.

No obstante, señaló en relación a los miembros de la comunidad lésbica, gay, bisexual, transgénero y transexual (LGBTT) que los católicos aman a las personas de ese colectivo y que se debe evitar cualquier tipo de discriminación.

Las palabras de González Nieves llegan después de que el Tribunal Supremo de Puerto Rico decidiera el pasado miércoles, en votación dividida, que una mujer no pueda adoptar a la hija biológica -nacida tras un proceso de inseminación artificial- de su pareja, también mujer, sin que ésta pierda su vínculo jurídico con la menor.

La decisión del Tribunal Supremo se refería al caso de una menor nacida por un proceso de inseminación artificial y criada por una pareja de mujeres lesbianas, una de ellas su madre biológica.

El Tribunal Supremo entendió que cuando un menor es adoptado debe romper todo vínculo con sus padres biológicos para que sus nuevos progenitores adquieran la patria potestad sobre el adoptado.

La decisión provocó controversia en Puerto Rico al entender colectivos cercanos a la comunidad LGBTT que la postura del Tribunal Supremo estuvo motivada por tratarse de dos personas del mismo sexo.

La madre biológica de la menor, Carmen Milagros Vélez, profesora de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico, mostró su descontento tras conocer la sentencia, ya que su hija no podrá llevar legalmente el apellido de la otra mujer que crió a la menor desde que nació.

Vélez anunció este jueves que pedirá al Tribunal Supremo que reconsidere su decisión, para lo que cuenta con 10 días, que como dijo afecta a la integridad física y estabilidad de la menor en el caso de que ella enferme o fallezca.

La decisión del Tribunal Supremo de Puerto Rico se produjo después de que el lunes una multitudinaria manifestación, de hasta 200.000 personas según los convocantes, recorriera San Juan con el fin de proteger la familia y el matrimonio tradicional.

La manifestación, convocada por distintas confesiones cristianas, respondía a las iniciativas puestas en marcha por varios legisladores del gobernante Partido Popular Democrático (PPD) para favorecer los derechos de la comunidad LGBTT en Puerto Rico.

El conjunto de iniciativas del gobernante PPD, que llegó al poder en las elecciones generales del pasado noviembre, incluyen un proyecto para enmendar el Código Civil y aprobar así las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo, propuesta del presidente del Senado, Eduardo Bathia.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!