¿Reclamo laboral?

Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo

Haitianos que sustentan una demanda laboral contra una empresa en la que dicen haber laborado por más de diez años, se han apostado en el frontispicio del ministerio de Trabajo, en reclamo de una solución que no corresponde a esa entidad, y dicen que de aquel lugar sólo se les podría retirar hechos cadáveres.

Esa protesta se escenifica en un país en el que los derechos laborales están colocados en un pedestal tan alto que los empleadores vienen abogando desde hace años por flexibilizaciones, porque los tribunales que conocen de esa materia rara vez emiten decisiones desfavorables al que haya podido demostrar que recibía un ingreso fijo por parte de cualquier empresa o negocio, es decir que aquí no está en duda que si esas personas  laboraban para la coquera que están demandando, serán beneficiados por la decisión del tribunal.

¿Por qué escenificar en Trabajo un reclamo que tiene su canalización efectiva en otro ámbito? Lo que intuyo es que además de la demanda laboral, se persigue un objetivo mayor: continuar la campaña de acoso internacional contra la imagen de  la República Dominicana.

En las noticias del canal 11, se presentó la imagen de un confortable todoterreno del que se desmontaron unos individuos que conversaban con los protestantes, pero que abordaron y se retiraron del lugar tan pronto se percataron de la llegada de los reporteros.

Tengo el dato de que de los participantes en las protesta no llegan a veinte los que son demandantes de la coquera que está en el conflicto, y que la mayoría son acompañantes solidarios aunque también pasen por afectados, y es probable que todos, además de hacer un reclamo, estén contratados para un trabajo menos duro y mejor pago que el que habitualmente realizan para subsistir.

¿Cómo personas que tienen que trabajar todos los días para poder comer, pueden dejar de producir por más de un mes? Eso sólo puede ocurrir si alguna entidad les suple lo que pueden dejar de ganarse.

En esa materia los dominicanos reaccionamos después que se ha producido el daño, y uno muy sensible puede ser el que se esté persiguiendo una veda para la exportación de cocos procedentes de la República Dominicana tanto para la Unión Europea como para los Estados Unidos, lo que sería un golpe  para la economía y la imagen del país.

Más que procurar que se honren unos derechos laborales que en República Dominicana están garantizados, se persigue proyectar al país como una sociedad esclavista, que es la que obliga a la gente a trabajar sin paga.

No dudo que sencillamente se esté ensayando una moda y que en lo adelante sigamos observando protestas similares por reclamos a otros sectores, porque un solo caso no basta para suplir una campaña.

Han advertido que si no se les colocan facilidades sanitarias van a depositar sus excrementos en la acera del Ministerio, lo que desde luego sería otra demostración del trato inhumano que reciben los trabajadores haitianos en la República Dominicana, cuando de lo que se trata de un hábito que ha observado todo el que ha visitado Puerto Príncipe.

¿Qué pasaría si los auspiciadores de esa campaña logran imágenes de las autoridades policiales produciendo un desalojo forzoso de lo que es una obstrucción de un espacio público? Coronarían su objetivo.

Al país no le queda de otra que ser cuidadoso, porque ahí se le ha tendido una encerrona, ojalá que no hagamos la de tontos útiles

The following two tabs change content below.
Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo

Latest posts by Julio Martínez Pozo (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

5 Respuestas sobre “¿Reclamo laboral?”

  1. Guillermo Lantigua dice: 21/01/2013 a las 8:48 PM

    Como que no me siento convencido por lo expresado por este acólico del gobierno, me da la impresión de que está enarbolando, subresticiamente, la bandera del anti-hatianismo dominicano para crear opinión negativa en contra de los que protestan; en otras palabras eso es tirar una bola de humo para ver a quien envuelve.

  2. Pedro Medina dice: 21/01/2013 a las 7:48 PM

    Los indocumentados nos quitan trabajos y su pagos no pagan ITBIS. Cuando el indocumentado exije derecho (a pesar de violar las leyes), el resto lo justifica bajo la excusa de “buscar la vida”. Cuando el Estado trata de ejercer las leyes, los llaman racista o exclavista o abusador. La PN tiene que atacar aquellos que abusan de las leyes y civilitud dominicana.

  3. Ojala y le pongan una veda a la exportacion de cocos y otra a la exportacion de azucar y una veda a todas las empresas y empresarios que en lugar de invertir en tecnificarse y promover el trabajo legal se dedican a promover el trafico de indocumentados para enriquecerse a costa del daño social que le genera al pais el flujo indiscriminado de migrantes ilegales.

    • Antes de comentar al respecto investiga… De este caso los abogaduchos solo sacan provecho utilizando la manipulación vía protesta de esos haitianos. El dominicano es tan ingenuo, jajaja, ustedes creen que ellos tienen la capacidad de protestar pacificamente, por favor, todos sabemos que ellos lo primero que piensan es en matar y hacer daños… “EL QUE ABANDONA SU TRABAJO, NO TIENE DERECHO A RECLAMAR”… La deportación es lo que deben hacer!

  4. ANGEL, NJ dice: 20/01/2013 a las 3:45 PM

    En un pais donde todavia se discrimina por la edad y la apariencia, me vas a decir que las leyes laborales estan “en un pedestal”?. Los abusos e injusticias con los obreros y empleados son el pan nuestro de cada dia hasta con los nacionales dominicanos. Imaginense con los pobres trabajadores haitianos. Que a diario son timados por ingenieros y contratistas que aprovechan su condicion de ilegales. Violando la ley laboral que establece que la mano de obra tiene que ser 80% dominicana.