Está pasando

PRD: si quisieran, pero no

Rosario Espinal.

Rosario Espinal.

Dicen que querer es poder, y bien caería esta expresión al PRD. Si quisieran, hubiera mediadores para aplacar los ánimos y encontrar un salvoconducto institucional. Si quisieran, ganarían las elecciones de 2016. Si quisieran, mantuvieran fuerte el partido más longevo del país. Si quisieran, ayudarían a afianzar el tambaleante sistema de partidos. Si quisieran, animarían su electorado de 47%.

Pero no, no quieren, y ahí radica el problema del PRD. No quieren porque cada facción ha definido su existencia en función de la aniquilación de la otra. No quieren porque Hipólito Mejía y Miguel Vargas se creen propietarios de la candidatura presidencial. No quieren porque el protagonismo personal sobrepasa el más elemental cálculo de éxito político. No quieren porque han puesto el partido al servicio de sus propios intereses. No quieren porque no tienen nada especial que ofertar.

El PRD dejó de ser porque no fue; dejó de hacer porque no hizo. En 1962 prometió la democracia y se desvaneció. En 1978 prometió la socialdemocracia y se olvidó. En ambas oportunidades Joaquín Balaguer y sus huestes conservadoras estuvieron prestos para deshacer las esperanzas de justicia y libertad que la sociedad dominicana había depositado desde 1962 en el PRD. El 2000 fue la tercera, pero salieron derrotados en el 2004, con el partido y su liderazgo hipotecado en medio de una gran crisis económica-institucional.

Miguel Vargas ha sido el financista del partido, pero para llegar al poder se necesita más que dinero. Hipólito Mejía ha sido el carisma desbordado, pero para gobernar se necesita una meticulosa racionalidad. Ambos copan el liderazgo del PRD y ninguno aporta los ingredientes necesarios para articular el partido, encaminarlo en la oposición, y guiarlo hacia un futuro electoral promisorio. Por eso se acusan, disputan, pelean.

El domingo pasado el conflicto dio un giro significativo. Ya no es solo acusaciones o elecciones amañadas, sentencias acatadas o desacatadas. El pleito fue a sillazos, a piedras y tiros, a empujones y bombazos. Una verdadera irresponsabilidad pública. Los jueces del Tribunal Superior Electoral pueden colgar sus togas; lo que digan tiene poca relevancia. El conflicto es más político que legal, más visceral que racional, y el Tribunal no tiene suficiente legitimidad para cantar verdad.

Las sentencias han favorecido a Miguel Vargas, ¿pero qué hará él con una franquicia partidaria sin energía política y sin su dirigencia histórica? ¿Una empresa contratista del gobierno como hicieron los reformistas con el PRSC? ¿Y qué hará Hipólito Mejía en su agonía por volver al poder sin las legendarias siglas del PRD? Para avanzar en sus objetivos, ambos se necesitan más que los perredeístas a ellos, pero tienen el PRD secuestrado.

La iglesia no es mediación viable porque el PRD es una cruz muy pesada para cargar más allá de semana santa.

Cualquier intento serio de mediación requeriría de mucho tiempo y muchas condiciones. Que la mediación sea legítima y justa para ambas partes. Que Mejía y Vargas acepten encuentros cara a cara. Que se comprometan a respetar los acuerdos establecidos. Que la mediación se mantenga hasta concluir una convención democrática que instale nuevas autoridades con legitimidad para embarcar el partido en la selección de candidatos.

Se me ocurre que la única institución que podría tener interés y capacidad de una mediación larga y compleja es la Internacional Socialista. Si Mejía y Vargas deciden en algún momento someterse a los procedimientos democráticos, que recurran a esta instancia de impronta peñagomista. Si no, seguirá feroz la lucha entre ellos por la insignia del PRD. ¿Y el PLD? Gobernando a sus anchas con el PRD destrozándose.

Artículo publicado en el periódico HOY

The following two tabs change content below.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

9 Respuestas sobre “PRD: si quisieran, pero no”

  1. Rafael Paula dice: 31/01/2013 a las 11:28 PM

    Miguel Guerrero y Rosario Espinal han dado en el clavo. Yo, humilde neófito en asuntos de guerras partidarias, veo más allá de los sillazos, que para mí son insignificantes ante la realidad solapada. Y siento pánico al pensar que Trujillo vive, ahora con más astucia para poner a pelear a quienes viven de pelear, de exponer sus bolsillos. La real solución a este embrollo del PRD considero que llegará cuando desde afuera se deje de inyectar veneno, de tirar leña al fuego.

  2. Edward Rivera dice: 31/01/2013 a las 10:42 PM

    Siempre interesante pero acabando con el PRD. Y es que el PLd es santo? O carece de importancia para escribir sobre ellos? TANTA objetividad e imparcialidad a veces me confunde.

  3. Guillermo Lantigua dice: 30/01/2013 a las 9:04 PM

    Esto mes una joya de análisis, lo único que le faltó a Rosario fué decir que tanto Hipólito como Miguel no son en realidad perredeistas sino que estos son dos enganchados a este partido después que Guzmán les dió posiciones en su gobierno, no por políticos, sino por amigos del mismo. El padre biológico de Miguel era el Balaguerista más grande que haya existido y este Hipólito tiene todas las dotes de un reformista que al recibir una posición del gobierno perredeista se cambió.

  4. Carlos Vasquez dice: 30/01/2013 a las 2:45 PM

    Lamentable el panorama actual de nuestros partidos politicos, mientras no haya una salida democratica y acordada por ambas partes, y de integrarse como una sola entidad, entonces ganarian facil al partido de gobierno; y no tuvieramos una dictadura de partido que gobierna todas las esferas de el estado Dominicano.

  5. jose ynoa dice: 30/01/2013 a las 2:30 PM

    como siempre dura y culvera!rosario como usted le llama secuestro?y al PLD COMO USTED LO LLAMA?juan frias,y el colmado como esta?

  6. Si en nuestro pais no se pone a rodar una cultura politica de calidad, claridad y honestidad jamás vamos a salir de la cloaca en que nos tienen sumergidos a todos y por tantos años -no menos de cincuenta- la corrupsión de un puñado de descarados mafiosos y sus respectivos sicarios.

  7. ANGEL, NJ dice: 30/01/2013 a las 8:50 AM

    El danio que se esta haciendo el PRD asimismo no es nada comparado con el danio que le hacen a la fragil democracia que aun tenemos. Con un PLD en control absoluto de todos los estamentos del poder. La conocida arrogancia de sus dirigentes. La ambiciones interminables de un Leonel dispuesto a casarse hasta con el mismo diablo si es necesario y usar los recursos del estado a su discrecion, el PRD no esta ni en capacidad de autogobernarse, mucho menos a hacer una oposicion responsable y efectiva.

  8. JUREDCOM@hotmail.com dice: 30/01/2013 a las 8:47 AM

    UN GRAN ARTICULO CON MUCHAS VERDADES SIN DESPERDICIO Y MUY CLARO; MEJOR DE AHI NO CANTA UN GALLO.PERO LASTIMA! PORQUE ESAS GENTES SON TAN INCENSATA QUE NO ESCUCHAN NI OYEN A NADIE Y QUIEN SE META A MEDIAR EN ESE LIO DE LOCOS SALDRA COMO DICE NUESTRO VIEJO.(TU VA SALIR CAGAO DE ESE LIO TU LO VERA).

  9. juan frias dice: 30/01/2013 a las 8:03 AM

    la verdadera razon de esto es personal, y es por la testarudez de unos de los personajes, por su poca preparacion intelectual, y por su rabia, de no aceptar los resultados, se cree, el merecerlo todo, sin haber hecho nada para merecerlo, 2000-2004 perdieron por incapacidad de manejar la situacion, y por lo que han demostrado siempre, desorden y caos.