Está pasando

ONU aclara que ni un dólar de ayuda humanitaria va a parar al régimen sirio

Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Organización de las Naciones Unidas (ONU).

NACIONES UNIDAS.- La ONU aclaró este lunes que ni un dólar de la ayuda humanitaria que destina a Siria va a parar a manos del régimen de Bachar al Asad e hizo un nuevo llamamiento a la comunidad de donantes para que contribuya a los esfuerzos que se están haciendo en ese país “devastado” tras 22 meses de conflicto.

Así lo aseguró hoy el director de operaciones de la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas (OCHA), John Ging, durante un encuentro con la prensa en la sede del organismo en Nueva York para hacer balance sobre la situación en Siria tras la visita que realizó a ese país la semana pasada.

De los 520 millones de dólares que la ONU planea destinar para asistir a los dos millones de desplazados sirios “ni un solo dólar” irá a parar a las autoridades de Damasco, subrayó Ging, quien consideró también que hay “percepciones erróneas” sobre la respuesta del organismo a la crisis humanitaria.

En concreto mencionó que el 48 % de la asistencia alimentaria que se ha repartido en el país fue a parar “a zonas en disputa o controladas por los rebeldes”, algo que pudo aclarar a los líderes de la oposición siria con los que tuvo oportunidad de entrevistarse durante su misión de cuatro días la semana pasada.

Además, ante posibles dudas sobre si la ayuda humanitaria que se está repartiendo entre los refugiados sirios puede acabar en manos de rebeldes, el responsable de la ONU recordó que en esos campos hay una “fuerte presencia” internacional y es “fácil” corroborar que esa asistencia “no caiga en manos de militantes”.

Ging recordó que el plan humanitario que pretende desplegar la ONU en Siria en los próximos seis meses asciende a unos 1.500 millones de dólares, de los cuales mil millones son para atender al cerca de un millón de refugiados en distintos países de la frontera y los otros 500 millones para los dos millones de desplazados internos.

Ante la celebración este miércoles de una cumbre de donantes en Kuwait, recordó que por ahora disponen de la mitad de los fondos y expresó su “preocupación” porque en sus contactos con países donantes le han trasladado que la crisis económica que atraviesan muchos de ellos les impedirá destinar tantos recursos.

El responsable de la OCHA destacó que durante su visita volvieron a trasladar al Gobierno su preocupación por las dificultades de acceso al país, en especial en la frontera norte, donde dijo que la ONU ha ido cerrando acuerdos con los rebeldes para cruzar por los puntos fronterizos que están bajo su control.

“El Gobierno no ha respondido pero no podemos quedarnos de brazos cruzados al obtener un ‘no’ por respuesta porque estamos hablando de gente desesperada por recibir ayuda, especialmente en el norte del país”, indicó Ging, quien subrayó que sin un acceso completo al territorio no podrán poner en marcha su plan humanitario.

Por otro lado advirtió que “la escala de la devastación” pone en evidencia que hará falta “mucho tiempo” para reconstruir el país y lamentó que “lo peor es que el conflicto sigue en marcha y no sabemos cuándo tendrá fin”, tras lo cual recordó que desde que estalló la crisis han muerto más de 60.000 personas.

“Al estarse librando principalmente en zonas urbanas, nos encontramos con lo que esperábamos ver: los efectos de 22 meses de conflicto, daños significativos en infraestructuras, necesidades alimentarias y médicas crecientes, y problemas en el abastecimiento de agua y de electricidad y las telecomunicaciones”, describió.

Por último explicó que durante la misión escucharon críticas por el impacto de las sanciones impuestas por la comunidad internacional al régimen, en especial las restricciones en el sector bancario, “porque pueden restringir las operaciones de compra de medicinas y artículos de primera necesidad”.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!