Obama jura su cargo en ceremonia cargada de simbolismo y llamado a la acción

Barack Obama

Barack Obama

WASHINGTON.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, juró este lunes su cargo para un segundo mandato en una ceremonia pública frente al Capitolio que estuvo cargada de simbolismo al coincidir con la festividad de Martin Luther King, y un llamado a la acción nacional.

“Mis compatriotas, estamos hechos para este momento y lo aprovecharemos, siempre que lo aprovechemos juntos”, dijo Obama, de 51 años y ahora con la cabellera grisácea.

“Nuestro viaje no estará completo” mientras no haya igualdad para las mujeres, los homosexuales y los inmigrantes, y protección total para los niños, señaló.

Aunque pocos creen que el suyo fue un discurso “para la eternidad”, la gente le respondió con repetidas ovaciones y vítores de “¡Obama!”,”¡Obama!”.

Su discurso sirvió de antesala a las batallas que enfrentará con el Congreso al defender, por ejemplo, la protección de los programas de beneficencia pública como el Seguro Social y “Medicare”.

Aparte de las referencias históricas, Obama también hizo un guiño a la base “progresista” del Partido Demócrata, al mencionar temas como la inclusión de los inmigrantes, el combate a la desigualdad, el cambio climático y la rebelión de Stonewall, en Nueva York, que en junio de 1969 desencadenó el movimiento de los derechos de los homosexuales.

Obama juró lealtad al país y la Constitución sobre las biblias de sus modelos y guías espirituales: la que uso Abraham Lincoln, el “Gran Emancipador”, en 1861, y la del asesinado activista negro Martin Luther King Jr.

Adornado con las banderas de EE.UU., el acto coincidió con el sesquicentenario de la construcción de su cúpula y la colocación de la Estatua de la Libertad, en 1863.

Los latinos también hicieron historia, con la inclusión de la primera jueza latina del Tribunal Supremo, Sonia Sotomayor, quien tomó juramento del vicepresidente Joe Biden; del poeta cubanoestadounidense Richard Blanco, que recitó un poema escrito para la ocasión, y del reverendo Luis León, a cargo de la bendición, que incluyó una frase en español.

“Señor Presidente, Vicepresidente, que Dios os bendiga todos sus días”, dijo León, párroco de la iglesia episcopaliana de St. Johns en Washington.

Myrlie Evers-Williams, viuda del activista de los derechos civiles Medgar Evers, elevó oraciones por Obama e instó a la multitud a “actuar sobre la idea de que todos estamos incluidos”.

Siguiendo el lema oficial de “Fe en el futuro de EE.UU.”, Blanco -el primer latino, gay y el más joven en una investidura- recitó el poema “Un hoy”, en el que habló de la “esperanza, una nueva constelación esperando que la cartografiemos esperando que la nombremos, juntos”.

Aunque con bastantes menos de los casi dos millones de personas de 2009 -se calcula que hoy acudieron hasta 800.000-, el “Mall” de Washington, esa explanada de 3,5 kilómetros entre el Capitolio y el monumento a Lincoln, se convirtió en una gran fiesta cívica, en la que pantallas gigantes “Jumbotron” transmitían imágenes de la ceremonia.

“Es la segunda investidura a la que vengo, porque este presidente nos inspira, aunque está teniendo resistencia del Congreso para sacar adelante al país”, dijo a Efe Mike Lyles, un afroamericano de Ft. Washington (Maryland), que llevó a su hija a presenciar el acto.

Lyles, de 60 años, recuerda cómo en 1963, con apenas 10 años, también él fue “testigo de la historia” cuando sus padres lo llevaron a la marcha en Washington encabezada por Martin Luther King.

El peruano Juan Urbina, de 72 años, llegó acompañado de su hijo del mismo nombre para aplaudir la inclusión de latinos en la investidura.

“Para nosotros es importante que la comunidad latina participe y nos represente en esta investidura. Sotomayor nos enorgullece, y el discurso del presidente Obama hizo un llamado para que la contraparte (republicana) coopere con él”, dijo Urbina.

Marissa Brogger, una estudiante de la Universidad de Georgetown, procedente de Nueva Jersey, notó la “belleza”, “sencillez” y el tono “sombrío” del acto que, a su juicio, “es señal de dónde está el país en estos momentos”.

Entre los invitados a lo que el senador demócrata Charles Schumer calificó como una “celebración de la democracia”, figuraron los miembros del Congreso -se pudo ver al senador republicano John McCain con gafas oscuras y tomando fotos con su iPhone-, pero también abundaron rostros de Hollywood y otras celebridades.

Con cierto aire de drama, la cantante y actriz Katy Perry dijo a los periodistas que formaron un enjambre a su alrededor que estaba “orgullosa” de presenciar el acto.

Llenando el aire de innegable patriotismo, James Taylor cantó “America the Beautiful”, Kelly Clarkson interpretó “My Country, ‘Tis of Thee”, y Beyoncé puso colofón a la ceremonia con el himno nacional.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!