Está pasando

Poder Ejecutivo promulga Ley de Amnistía tributaria; crea instrumentos para castigar evasores

Palacio Nacional.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Poder Ejecutivo promulgó este domingo la Ley de Amnistía Tributaria para el Fortalecimiento de la Capacidad Tributaria del Estado, Sostenibilidad Fiscal y Desarrollo Sostenido que otorga facilidades para poner al día compromisos tributarios pendientes, pero que establece mecanismos para perseguir y castigar futuras evasiones al Fisco.

La nueva legislación crea las condiciones para la promoción de la transparencia en el espectro de los contribuyentes de la República Dominicana dentro del proceso de reestructuración fiscal que ha asumido el gobierno.

Abarca los Impuestos sobre la Renta, a las Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS), sobre Sucesiones, a la Propiedad Inmobiliaria (IPI), sobre Transferencia Inmobiliaria, sobre los Activos Aplicados a la Propiedad Inmobiliaria y, además, a los intereses, recargos y multas relativos a la importación de mercancías.

La Ley de Amnistía Fiscal fue convertida en Ley el 4 de este mes de diciembre por la Cámara de Diputados y promulgada el viernes por el Poder Ejecutivo, decisión dada a conocer este domingo por la Dirección de Comunicación de la Presidencia de la República.

De acuerdo a la Ley promulgada por el presidente Danilo Medina, marcada con el número 309-12, la administración tributaria presentará al Congreso Nacional, en un plazo de seis meses un anteproyecto de ley que dinamice y fortalezca las medidas de prevención, control y sanción de los infractores del sistema tributario.

Quienes deseen acogerse a la Amnistía para el ITBIS y el Impuesto Sobre la Renta (ISR), tienen un plazo de 60 días, después de la entrada en vigencia de la nueva Ley, para formalizar su solicitud ante la Administración Local correspondiente a la sede central de la Dirección de Impuestos Internos. En dicha solicitud deberá indicarse la actividad económica del contribuyente, así como el domicilio social de su empresa.

No podrán acogerse a la amnistía tributaria los contribuyentes que presenten deudas por investigación de falsificación en el uso de números de comprobantes fiscales, como tampoco aquellos en investigación por falsedad en materia aduanera y a quienes se les haya aprobado la solicitud de amnistiarse, contarán con un plazo de 20 días para el pago de los montos de los impuestos dejados de honrar.

A los montos a pagar habrá que sumarles un 0.30 por ciento adicional a la Tasa Efectiva de Tributación para los contribuyentes de los impuestos Sobre la Renta y al ITBIS hasta el ejercicio fiscal 2011. La Ley define el concepto de Tasa Efectiva de Tributación tanto para las empresas como para las personas físicas.

Para el gobierno es una necesidad urgente la creación de condiciones para que los contribuyentes sinceren sus ingresos y operaciones, incluyendo las de importaciones, apostando así a la transparencia como pilar del Sistema Tributario Nacional.

En uno de sus considerandos la Ley de Amnistía Fiscal resalta que en fecha 25 de enero de 2012 fue ratificada la Ley número 1-12, que establece la Estrategia Nacional de Desarrollo 2030, a través de la cual se consigna la necesidad de que las fuerzas políticas, económicas y sociales arriben a un pacto fiscal orientado a financiar el desarrollo sostenible y garantizar la sostenibilidad fiscal a largo plazo, mediante el apoyo sostenido a un proceso de reestructuración fiscal integral.

La Amnistía libera de auditoría los ejercicios fiscales no prescritos hasta el 2011, inclusive. Los casos en que los contribuyentes se encuentren en proceso de fiscalización externa o en fiscalización de escritorio, podrá acogerse a la Amnistía Tributaria, pero no podrán beneficiarse de esta ley las deudas relacionadas al uso fraudulento de Comprobantes Fiscales.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!