No habrá una quinta pelea entre Pacquiao y Márquez; la cuarta decidirá

Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez

Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez

Redacción Deportes EE.UU.- Tres peleas no han sido suficientes para que el filipino Manny Pacquiao y el mexicano Juan Manuel Márquez hayan dejado claro quién es el mejor dentro del peso welter.

Por eso, este sábado tendrán la cuarta oportunidad en el MGM Grand Garden Arena, en Las Vegas (Nevada, EEUU), para decidir de una vez por todas, y sin que queden dudas por las actuaciones de los jueces, quién se merece el honor de cerrar la saga de revanchas con una victoria clara y decisiva.

Ambos boxeadores ya han sido advertidos de que una quinta pelea no se disputará “bajo ninguna consideración”, de acuerdo a lo manifestado por el veterano promotor Bob Arum, responsable una vez más de organizar la velada.

Los dos excampeones del peso welter son conscientes de esa realidad y Arum también lo manifestó a los periodistas cuando dijo que el ciclo de revanchas entre estos dos grandes púgiles se cerrará el sábado.

Arum fue todavía más lejos y “aseguró” que la pelea esta vez concluiría por la vía del “nocáut” porque nadie cree en los jueces, y que será todavía mucho más interesante y mejor que las tres anteriores.

“Ambos púgiles son conscientes de que no tienen ya espacio para las estrategias de especular con la victoria a los puntos, sino que tendrán que salir a darlo todo en el cuadrilátero y su calidad ha sido contrastada por sus dilatadas y triunfales carreras profesionales”, argumentó Arum, de 81 años.

El veterano promotor no tiene ninguna duda de que no será necesaria una quinta pelea, aunque en la del sábado no haya un claro vencedor.

“De lo que no tengo ninguna duda es de que el combate del sábado va a ser todavía mucho mejor que los anteriores, por lo que un triunfo representa para cada uno de ellos”, destacó Arum, que tiene asegurados ingresos millonarios. “Estamos ante lo que puede ser la pelea del año y un espectáculo maravilloso para los aficionados”, añadió.

Los dos púgiles han reiterado que llegan más preparados y concentrados que nunca y con el convencimiento que, sin un boxeo agresivo, no podrán alcanzar un triunfo claro y el reconocimiento de ser el mejor, gran objetivo de la pelea, ya que no hay título de por medio.

Pacquiao, aunque ha ganado dos de los tres combates y el primero fue nulo, es consciente de que su boxeo ante Márquez, de 39 años, no fue siempre el mejor.

Pacquiao y Márquez empataron en la primera confrontación (2004). La segunda (2008) y tercera (2011) fueron triunfos para el filipino; todas en controvertidas decisiones después de 12 asaltos.

Por eso, y especialmente para demostrar que ha recuperado su condición de púgil con pegada, “Pac-Man”, como se conoce también a Pacquiao, quiere la victoria.

Pero también para asegurar, o al menos dejar aun más despejado, el camino para la pelea que todos desean ver contra el estadounidense invicto Floyd Mayweather Jr., que ya ha dicho que para el año 2013 sólo piensa hacer dos combates, sin que haya especificado si uno de ellos podría ser contra Pacquiao.

El filipino, de 33 años y con marca de 54-4-2, con 38 triunfos por la vía del k.o., está convencido de que volverá a ganar a Márquez.

“Sé que volveré a ganarle”, aseguró Pacquiao, que perdió el último combate por decisión dividida y con polémica ante el estadounidense Timothy Bradley. “Buscaré hacerlo de una manera tan clara que jamás nadie volverá a quejarse de los jueces, algo que yo nunca he hecho y he tenido mis motivos”, afirmó.

Eso es precisamente lo que más temen en el equipo de Márquez, que tiene una marca de 54-6-1 y 39 triunfos por k.o., que la pelea pueda llegar de nuevo a los 12 asaltos y al final se decidida por las cartulinas de los jueces.

El veterano entrenador mexicano Nacho Beristáin, responsable de la preparación de Márquez, es consciente de que su pupilo es un boxeador con más estilo y preciso en sus golpes que Pacquiao, pero que no es el “clásico” púgil de pegada decisiva.

“Tenemos que hacer una pelea perfecta en la que no nos vayamos a la lona para que los jueces no puedan influir. Hay que tirar golpes sin ser alcanzado, ser inteligente y agresivo”, aseguró Márquez.

“Además, está claro de que todos ellos desean que gane Pacquiao y eso es doble motivación para mí como buen mexicano”, aseguró.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!