Mandela sigue mejorando tras dos semanas en el hospital

Nelson Mandela.

Nelson Mandela.

NAIROBI, Kenia.- El expresidente de Sudáfrica y premio Nobel de la paz, Nelson Mandela, de 94 años, sigue mejorando tras cumplir dos semanas ingresado en un hospital de Pretoria por una infección pulmonar y unos cálculos biliares, informó este sábado la Presidencia de Sudáfrica.

“Madiba (nombre del clan de Mandela en lengua xhosa con el que se le conoce cariñosamente en Sudáfrica) ha estado en el hospital desde el 8 de diciembre y sigue respondiendo al tratamiento”, afirma una escueto comunicado emitido por la Presidencia.

El actual presidente sudafricano, Jacob Zuma, visitó hoy a Mandela en el hospital y le trasmitió “el amor y el apoyo de todos los sudafricanos, jóvenes y mayores, así como de todo el mundo”, señala la nota.

“Urgimos a los sudafricanos a seguir rezando por nuestro querido Madiba durante este periodo. Nuestros corazones están con toda la familia y parientes” del exmandatario, dijo el presidente.

El pasado jueves, Zuma admitió por primera vez en público que el estado de Mandela era “grave”, pero “está respondiendo bien al tratamiento y ha mejorado de forma constante durante los últimos días”.

Mandela fue internado en un hospital de Pretoria el pasado día 8 de para, según el Gobierno, “someterle a unos análisis”.

En los días siguientes, el Ejecutivo emitió breves comunicados en los que fue desvelando primero que había tenido una recaída en una infección pulmonar previa, de la que supuestamente se estaba recuperando, hasta que el pasado sábado informó de que había sido necesario operar al exmandatario para extraerle piedras biliares.

Mandela no pasaba tanto tiempo en un hospital desde 2001, cuando, a sus 83 años, permaneció siete semanas por un tratamiento de radioterapia después de que se le diagnosticará un cáncer de próstata.

Es la tercera vez que el premio Nobel de la paz de 1993 es hospitalizado en los últimos dos años, aunque está bajo permanente vigilancia médica.

Madiba, primer presidente negro de Sudáfrica, es venerado en su país y en el resto del mundo por su lucha durante 67 años contra el régimen de segregación racial del apartheid, impuesto por la minoría blanca sudafricana hasta su elección como gobernante en 1994.

El pasado 18 de julio, el exmandatario celebró su 94 cumpleaños en Qunu, donde pasó su infancia.

El expresidente reside de manera habitual en Qunu, y sólo ha regresado a Johannesburgo para someterse a revisiones médicas.

Su última aparición en público fue en la clausura del Mundial de Fútbol de Sudáfrica de 2010, que ganó España.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!