Está pasando

Las nuevas infecciones de sida bajan más del 25 % en Haití

SIDA

PUERTO PRÍNCIPE, Haití.-  El director ejecutivo de Onusida y secretario general adjunto de las Naciones Unidas, Michel Sidibé, reveló hoy que los nuevos casos de infecciones de sida se redujeron en los últimos meses en más de un 25 % en Haití, que mantuvo la lucha contra la enfermedad “dentro de sus prioridades”.

Sidibé, quien, no obstante, invitó a no olvidar los desafíos en el combate a la enfermedad, reconoció que “Haití forma parte de los países que pudieron controlar la epidemia”.

El alto funcionario hizo estas declaraciones en una conferencia de prensa en Puerto Príncipe junto a la ministra de salud, Florence Duperval Guillaume, con motivo de una ceremonia conmemorativa del Día Mundial de la Lucha Contra el Sida.

También indicó que Haití pudo aumentar “de manera considerable” el número de personas que se benefician de tratamiento. “Hace 10 años no había nadie bajo tratamiento (bajo el programa nacional). Hoy hay más de 35.000 personas”, enfatizó.

Indicó que durante los últimos cuatro años se ha reducido en más de un 50 % el número de niños que nacen con el sida, a pesar de que actualmente en Haití nacen dos niños cada día con el virus.

“Tengo confianza en que, con el compromiso de las autoridades y de los actores en la lucha contra el sida, se podrá, eventualmente en 2015, decir que no existen niños que nacen con el sida” en Haití.

El director ejecutivo de Onusida, por otra parte, mencionó varios desafíos en la lucha contra la enfermedad en Haití y a través del mundo, como la dependencia económica, la carestía de los tratamientos y la exclusión social.

“Hay que romper el círculo vicioso de la dependencia” dijo, y propuso “salir de la lógica de la caridad e ir a una lógica de responsabilidad compartida”.

Agregó que “la caridad es importante en un momento, pero no permite mantener a nuestros enfermos bajo tratamiento y hacer perennes nuestros programas”.

Sidibé abogó por servicios comunitarios de salud para bajar los costos de los tratamientos de la enfermedad.

“Tenemos que reinventar completamente nuestros servicios a las poblaciones”, puesto que “con servicios muy costosos no se podrá cuidar el máximo de población”.

Para él es importante transferir algunas tareas a agentes de salud comunitaria. “Podríamos tener ejércitos de agentes de salud comunitaria, que nos costarían mucho menos caros y que permitirían ir por todos lados en las zonas rurales para cuidar a las poblaciones y darían empleo a los jóvenes,” declaró.

El alto funcionario estimó finalmente que “no se puede ganar la lucha contra el sida sin ser inclusivo, sin proteger a las minorías”.

Hizo específicamente referencia a los homosexuales y a las trabajadoras del sexo, que no deben ser obligados a “esconderse”, puesto que tal actitud dificulta el tratamiento de la enfermedad.

También lanzó un llamamiento a favor de la mejora del estatus de las mujeres, lo que puede ayudar a frenar la epidemia.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!