Está pasando

Fe y Vida: “La Vejez”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Soy de los que opinan que la vejez está en la mente, pues el corazón si uno no quiere, no se pone viejo. He conocido personas muy jóvenes que son viejos, y personas que son mayores y su corazón está lleno de mucha juventud, entonces, estemos arrugados y con varios años en nuestras espaldas, podemos seguir siendo jóvenes.

George Cristoph Lichtenberg un científico alemán escribió la siguiente frase: “Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos”. Si piensas constantemente que eres o estas viejo, llegaras a creértelo.

Llego algo a mis manos que quiero compartir con ustedes y se titula: ¿La Vejez existe?, y dice así: “Algunos de nosotros envejecemos, de hecho, porque no maduramos. Envejecemos cuando nos cerramos a las nuevas ideas y nos volvemos radicales. Envejecemos cuando lo nuevo nos asusta. Envejecemos también cuando pensamos demasiado en nosotros mismos y nos olvidamos de los demás. Envejecemos si dejamos de luchar. Todos estamos matriculados en la escuela de la vida, donde el maestro es el tiempo. La vida solo puede ser comprendida mirando hacia atrás. Pero solo puede ser vivida mirando hacia adelante. En la juventud aprendemos; con la edad comprendemos…Los seres humanos somos como el vino: la edad estropea los malos, pero mejora los buenos. Envejecer no es preocupante: ser visto como viejo sí que lo es. Envejecer con sabiduría no es envejecer. En los ojos del joven arde la llama, en los ojos de viejo brilla la luz. Siendo así, no existe edad somos nosotros que la creamos. Si no crees en la edad, no envejecerás hasta el día de tu muerte. Personalmente, yo no tengo edad: tengo vida. No dejes que la tristeza del pasado y el miedo del futuro te estropeen la alegría del presente. La vida no es corta; son las personas las que permanecen muertas demasiado tiempo. Haz del pasaje del tiempo una conquista y no una pérdida”.

Verdaderamente no soy ya muy joven, no tengo ni 40 ni 50 años, el cabello de mi cabeza está totalmente blanco, cualquiera que me ve pudiera decir que soy un viejo, y no se equivocaría, pero lo cierto es que mi corazón está sumamente joven, me siento tan joven como el más joven, claro no con el mismo vigor y energías de cuando tenía 20 años, pero eso no me importa, lo que si fuera preocupante para mi, fuese tener 20 años y que en mi interior me sintiera como un anciano, eso no pasara jamás, porque me moriré sintiéndome joven aunque tenga 90 ó 100 años.

Los dejo con el Salmo 90, Versos del 10 al 12 que dicen así: “Aunque uno viva setenta años y el más robusto ochenta, la mayor parte son fatiga inútil porque pasan de prisa, volando. Enséñanos a contar nuestros años, para que consigamos un corazón lleno de sabiduría”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

The following two tabs change content below.
Ray Ortega

Ray Ortega

Ray Ortega

Latest posts by Ray Ortega (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!