Ensanchando clase media

Julio Martínez Pozo.

La iniciativa podrá experimentar tropiezos, es desafiante para las entidades que tendrán que velar por la realización  de las obras, pero es sin duda alguna, innovadora, redistributiva e impactante. Danilo Medina se comprometió a crear una sociedad de oportunidades y sus acciones delinean claramente ese propósito.

Diez mil millones de pesos dispuestos en varias entidades para otorgar préstamos de bajos intereses a micro, pequeños y medianos empresarios, muchos de los cuales no califican para ser sujetos  de crédito de la banca comercial, más diez mil millones de pesos destinados a construcciones y reparaciones de escuelas a nivel nacional, en un esquema de sorteos que por igual integra a muchos ingenieros imposibilitados de ganar licitaciones habituales por carecer de capital, es también una forma de cumplir con otra promesa importante: ampliar el tamaño de la clase media.

Para la inmensa mayoría de los profesionales de la ingeniería civil, ningún momento había sido tan estimulador, como nunca ha sido beneficiado el Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA), de un proceso de activación de membrecía, uno de  los requisitos para poder participar en los sorteos que se llevaron a cabo en forma simultánea en todas las provincias y el Distrito Nacional, pero cientos de los ingenieros ni estaban liquidando sus obligaciones con la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), ni con la Tesorería de la Seguridad Social, y en un abrir y cerrar de ojos están regulando su situación y dotándose del registro de proveedores del Estado.

El ingeniero Manuel  Inoa Liranzo, produjo un estudio del impacto económico del programa de construcciones y reparaciones de aulas escolares, del que se extraen las siguientes conclusiones: de los 10 mil millones que el gobierno destinará a las construcciones de aulas, el 80%, es decir ocho mil millones serán invertidos en la compra de materiales y equipos de construcción y en el pago de mano de obra, que entre técnicos y obreros de la construcción se manejarán 2,400 millones de pesos, mientras que ferreteros y suplidores de agregados y equipos,  se moverán en los primeros seis meses 5 mil 600 millones.

Por concepto del 10% de beneficio de ley, los 372 ingenieros que resulten beneficiados manejaran mil millones de pesos, alcanzando un per cápita  de 2.7 millones de pesos, lo que le representa un ingreso mensual de 450 mil pesos, pero además de los 372 ingenieros contratistas para supervisar las obras se requerirán 186 ingenieros adicionales, un supervisor por cada dos obras,  que se beneficiarán con el 3% contemplado para ese capítulo, 240 millones, pero además 320 millones irán a los comercializadores de seguros y fianzas, y otros 240 millones irán al personal administrativo.

Impuestos Internos espera no menos de 160 millones de ITBIS, y  los ingenieros que no ganaron  han quedado habilitados para otras oportunidades, porque si el ganador del sorteo no está en capacidad de realizar la obra, habrán otros dos preseleccionados a los que se les reasignará, pero además ya lo está haciendo el Instituto Nacional de Aguas Potables (INAPA) y será  una costumbre de las entidades constructoras sortear las obras de los pueblos con ingenieros de los pueblos.

Si agregamos esto al crecimiento económico de las personas que serán dotadas de títulos de  propiedad tanto en las metrópolis como en la zona rural, y el progreso de los productores agropecuarios a los que se les ensancha el financiamiento, tenemos  centenares de familias dándole el adiós a la  pobreza.

The following two tabs change content below.
Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo

Julio Martínez Pozo

Latest posts by Julio Martínez Pozo (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!