Juan Manuel Santos negociará con las FARC darles “un espacio público pero sin armas”

Juan Manuel Santos.

VALENCIA, España.- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado este jueves en Valencia que si el grupo guerrillero de las FARC “quiere hacer política”, está dispuesto a darles “un espacio público pero sin armas” y ha defendido su negociación con los terroristas en “la necesidad de buscar la convivencia”.

Santos ha realizado estas manifestaciones en un discurso tras recibir de manos del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, el XX Premio de Convivencia Manuel Broseta en reconocimiento a su compromiso en la lucha contra el terrorismo, el fin del conflicto guerrillero en Colombia y la búsqueda de la paz.

En su discurso ha relatado que la necesidad de lograr la convivencia le llevó a lanzar a las FARC el mensaje de que estaba dispuesto a “dialogar para una salida negociada del conflicto” y ha anunciado que después de un año de conversaciones secretas, esta semana comienza “la segunda fase de negociación que debe conducir al final del conflicto 50 años después”.

En su XX aniversario, la Fundación Broseta también ha concedido una distinción especial a la Fundación Víctimas del Terrorismo, que dirige María del Mar Blanco, para premiar su labor en el impulso y divulgación de los valores democráticos y por su defensa de las víctimas, los derechos humanos y la pluralidad.

Al acto de entrega de galardones ha acudido el expresidente del Gobierno de España José María Aznar, y el expresidente de la Generalitat valenciana Eduardo Zaplana, que formaba parte del jurado de este premio, que también integraban, entre otros, Rita Barberá, Jaime Mayor Oreja, Luis Fernanda Rudi y Javier Rojo.

Santos ha asegurado que su gobierno sabe “lo que está dispuesto a negociar -con las FARC- y lo que no está en la agenda” y ha dicho que no negociarán “ni el Estado ni las políticas de desarrollo”.

“El mensaje a las FARC es de sentido común: si quieren hacer política, les daremos un espacio pero sin armas”, ha aseverado y ha agregado: “cuando se incorporen a la vida pública y hagan política, discutiremos y el pueblo decidirá”.

Ha resaltado el “gran apoyo” tanto de la comunidad internacional que “ha ayudado a oxigenar el conflicto” como del pueblo colombiano “aburrido y con ganas de paz” y ha asegurado que su Gobierno tiene la “perseverancia y determinación” necesarias para lograrla.

Para Santos, este premio es “un estímulo para seguir adelante” y ha asegurado que “no puede haber indulto ni impunidad total” y que los principios de “justicia y reparación deben estar presentes en el conflicto”.

“Si usamos los valores de convivencia y paz promulgados por el profesor Manuel Broseta, tendremos éxito”, ha augurado Santos, que también ha sentenciado durante su alocución que “no tener contemplaciones con el terrorismo”.

En su discurso, el presidente de la Generalitat ha alabado a Santos como “un valiente defensor de la paz”, que se ha dedicado “en cuerpo y alma a lograr un país donde el respeto a los derechos humanos y el fin de la violencia sean el fundamento de la prosperidad y bienestar de su pueblo”.

Ha destacado que Santos y el pueblo colombiano “pasan a formar parte de aquellos que siempre recordarán a Manuel Broseta como una seña de identidad de la España democrática quien, con valor y sin complejos, luchó contra el terror y contra los que atentan contra la democracia”.

En su opinión, Santos preside un país “esperanzado, que camina con resolución hacia el futuro por la vía del progreso, la prosperidad y la cohesión social” y ha defendido que los premios Manuel Broseta quieren ser “una muestra de apoyo y comprensión de los españoles hacia los colombianos y hacia el proceso del fin de la violencia que han iniciado”.

En representación del jurado, la comisaria europea de Asuntos Exteriores Benita Ferrero-Waldner, ha subrayado el “excepcional giro” que Santos ha dado a su país con una nueva política internacional, infraestructuras, con “su compromiso por finalizar con el conflicto armado y por “su aportación” al proceso de paz.

Ha justificado el premio en la “admirable decisión, valentía y compromiso” del presidente colombiano para “abrir un capítulo nuevo en la lucha contra el terrorismo y por la paz” y ha asegurado que “el futuro de Colombia pasa por la paz”.

El Premio de Convivencia, patrocinado por la Fundación Bancaja y Grupotec y con una dotación “simbólica” de 12.000 euros, ha recaído en anteriores ediciones en las Damas de Blanco, el rey Juan Carlos, Nicolás Sarkozy, Mijail Gorbachov, Javier Solana, los pueblos de Ermua y Madrid, Adolfo Suárez o Gesto por la Paz, entre otros.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!