Está pasando

Fogaraté: Certera premonición de Bosch

Ramón Colombo.

Desde que “¡voten, honorables, voten!” pronunciara el nervioso “¡aprobado!” de ayer, traigo a Juan Bosch atravesado a todo lo ancho del recuerdo. Sus convicciones innegociables. Su pensamiento libre y sin dobleces. Su ejemplo de honradez. Su intransigencia ante los renegados. Su radical negación a disponer a su antojo del patrimonio público y, sobre todo, su renuncia al partido en marzo de 1991, disgustado con aquellos (¡ahí están!) a los que acusaba de querer escalar cargos públicos para hacerse de dinero, y convencido de que, llegados al poder, no favorecerían al pueblo en sus acciones de gobierno.

The following two tabs change content below.
Ramón Colombo

Ramón Colombo

Ramón Colombo

Latest posts by Ramón Colombo (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!