Está pasando

Fe y Vida: “Cuidado con lo que hablas”

Un cordial saludo a todos mis querido lectores.

Los seres humanos tenemos que tener muchísimo cuidado con lo que hablamos, pues las palabras hieren y algunas dejan una profunda marca en nosotros, que no importa cuanta excusa pidamos para remediar la situación.

Es como cuando derramamos un vaso de agua sobre una mesa y no importa cuán bueno sea el papel que utilizamos para recoger esa agua o si utilizamos la mejor esponja, nunca podremos volver a llenar ese vaso a la medida que tenía antes, pues así es lo que hablamos, esas palabras que decimos no importa lo que hagamos, ya nunca podrán regresar, y el daño hecho permanecerá para siempre.

Yo he dicho siempre que si la lengua pagara impuestos, nosotros tuviéramos que tener dos trabajos, y un sueldo fuera para pagar el impuesto por lo que hablamos. Criticamos sin compasión, y hay un viejo refrán que dice: “El que tiene techo de vidrio, no debe de tirar piedras para lo alto”, esto quiere decir que no hagamos críticas, porque a nosotros también nos puede suceder lo mismo. Muchas veces hablamos las cosas que repiten los demás, porque como hablar no cuesta, pues allá va la cosa, pero repito, hay que tener mucho cuidado con lo que hablamos, y así he querido titular este escrito.

Es por eso que quiero compartir con ustedes esta anécdota que llegó a mis manos hace un tiempo y que dice así: “Un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado a un joven universitario que leía un libro de Ciencias.

El caballero a su vez, leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos. Sin mucha ceremonia, el joven interrumpió la lectura del viejo y le preguntó: Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos? Si, más no es un libro de cuentos, es la Palabra de Dios, ¿Estoy equivocado? Pero claro que lo está. Creo que usted señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión. Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. Usted señor debería conocer un poco más lo que nuestros Científicos dicen de todo eso. Y es… ¿es eso mismo lo que nuestros Científicos dicen sobre la Biblia? Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.

El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al joven. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose peor que una ameba. En la tarjeta decía: Profesor Doctor Louis Pasteur. Director General del Instituto de Investigaciones Científicas. Universidad Nacional de Francia.

Mis queridos amigo, Es por eso que nosotros tenemos que tener mucho cuidado con lo que hablamos y con quien lo hablamos pues nunca podremos saber con quién lo estamos haciendo y cuanto daño estamos causando.

Decía el Doctor Louis Pasteur: “Un poco de Ciencia nos aparta de Dios. Mucha, nos aproxima”.

Termino con este pedazo del Eclesiástico, Capitulo 1, Versículo 4, que dice así: “Antes que todo, fue creada la sabiduría, la prudencia inteligente existes desde la eternidad”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

The following two tabs change content below.
Ray Ortega

Ray Ortega

Ray Ortega

Latest posts by Ray Ortega (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!