Está pasando

Ex presidente Fernández califica descabellada insensatez decir “déficit fiscal sea sinónimo de fraude fiscal”

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El ex presidente Leonel Fernández calificó la noche de este martes como una descabellada insensatez considerar que un “déficit fiscal sea sinónimo de fraude fiscal, y por lo tanto, de delito”.

El ex mandatario se expresó en estos términos en un discurso pronunciado en una cadena de radio y televisión para explicar el origen de déficit fiscal, donde dijo que la idea de una reforma fiscal “no surgió al azar, de manera imprevista o sorpresiva, sino que fue parte de las consultas, del diálogo y del esfuerzo de concertación que durante dos años se realizó con distintos sectores de la vida nacional en relación con la Estrategia Nacional de Desarrollo”.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/11/DISCURSO-HIST-NV.flv /]

Ver en dispositivo moviles

Manifestó que en el presupuesto original para este año 2012, se contempló que el Gobierno Central, excluyendo los pagos al sector eléctrico y la recapitalización del Banco Central, tendría un superávit de 12 mil millones de pesos, semejante a 0.5 por ciento del PIB y que en lugar se produjo un déficit del Gobierno Central de 78 mil 700 millones de pesos, lo que equivale al 3.4 por ciento del PIB.

Asimismo, aseguró que la reforma fiscal con la cual el Gobierno busca recaudar más de 46 mil millones de pesos no es el resultado del déficit fiscal que ronda los 187 mil millones de pesos.

Explicación de déficit fiscal

Dijo que para este año se estimó que el país tendría una recaudación de 360 mil millones, según el Staff Report del FMI, en la tabla denominada, República Dominicana, Programa Fiscal, pero que, los ingresos solo serán de RD$320 mil millones, lo cual representa RD$40 mil millones de pesos menos, fruto de la caída que se ha experimentado en la recaudación fiscal del Estado dominicano.

También afirmó que se estimó que la Corporación Dominicana de Electricidad tendría un déficit, este año, de 270 millones de dólares, o lo que es igual, de 11 mil millones de pesos. Sin embargo el déficit del sector eléctrico fue por 1 mil 270 millones de dólares, igual a  51 mil millones de pesos.

Igualmente precisó que el Banco Central como consecuencia de la crisis financiera del 2003-2004, requiere ser recapitalizado cada año con recursos provenientes de las recaudaciones fiscales y mediante la emisión de certificados de depósito que realiza la propia institución bancaria.

“Esa crisis financiera del 2003-2004, origina un déficit, sólo para este año, del sector público consolidado, de más de 49 mil millones de pesos”, expresó el ex mandatario.

Indicó que en tres renglones, recursos que no ingresarán, aumento del subsidio al sector eléctrico y en la recapitalización del Banco Central, hay 141 mil millones de pesos del déficit fiscal.

“Eso equivale a decir, entonces, que de los 187 mil millones de pesos que se estima sería el déficit del sector público consolidado para este año, hay 141 mil millones que ya sabemos no estaban bajo el control del Gobierno Central”, sostuvo.

Detalló que los RD$46 mil millones restantes se invirtieron en, los programas sociales, tales como Tarjetas de Solidaridad, el incremento del número de afiliados del Senasa, los Comedores Económicos y el Plan Social, requirieron más de RD$1,500 millones adicionales

Tampoco. Se invirtieron en proyectos y en áreas institucionales previstas en el presupuesto y aprobadas por el Congreso Nacional.

Los RD$46 mil millones restantes se invirtieron programas sociales, tales como Tarjetas de Solidaridad, el incremento del número de afiliados al seguro social a través de SENASA, los Comedores Económicos y el Plan Social, requirieron más de 1 mil 500 millones de pesos, en adición a los originalmente presupuestado.

El aumento salarial a los militares y policías, así como de las pensiones, a principios de año, significó más de 2 mil millones de pesos.

Los aportes al Plan de Jubilación del Gobierno, en sentido general, también recibieron recursos adicionales, por unos 2 mil millones de pesos.

El Congreso requirió 300 millones de pesos suplementarios. La Suprema Corte de Justicia, 390 millones. La Junta Central Electoral, 300 millones. El Tribunal Constitucional, 250 millones de pesos. El Tribunal Superior Electoral, 100 millones.

A la Universidad Autónoma de Santo Domingo se le asignaron 543 millones de pesos, en adición a su presupuesto original.

El costo de la pignoración y el subsidio a la exportación de la sobreproducción de arroz, ascendió a 1 mil 400 millones de pesos.

La no transferencia al usuario de los altos precios de los combustibles, tuvo un costo fiscal de más de 6 mil millones de pesos.

Todo eso sumado excede los 15 mil millones de pesos, que el Gobierno ejecutó en programas y asignaciones contemplados en el presupuesto del 2012, aprobado por el Congreso.

“Al sumarse 141 mil millones de pesos de los recursos que no ingresarán, el subsidio al sector eléctrico, la recapitalización del Banco Central y los 15 mil millones de pesos a los que acabamos de hacer referencia, el resultado es de 156 mil millones de pesos”, expresó.

También citó la inversión de más de 30 mil millones de pesos en proyectos de infraestructuras.

Entre esos proyectos se encuentran la segunda línea del Metro de Santo Domingo; la segunda etapa de la carretera Santo Domingo-Samaná; la carretera El Río-Jarabacoa; la Autopista del Coral; el Corredor Duarte; la carretera Dajabón-Monte Cristi; la carretera Higüey-Nisibón; la carretera Mao-Santiago Rodríguez; la carretera Pedernales-Aguas Negras; la carretera Barahona-Neyba; la carretera Isabela-Estero Hondo-La Playa, en Puerto Plata; la carretera Barranca-Maguey-Cayetano Germosén, en la provincia Espaillat; la carretera La Guásuma-La Bajada-La Cueva-Los Brasitos, en la provincia Duarte.

Igualmente, se construyeron los puentes de Baitoa, en Santiago; Masipedro, en Bonao; y los de Bajabonico, Imbert; Unijica, y Mango de Yásica, en Puerto Plata.

Se realizó la construcción, equipamiento y amueblamiento de la Torre Tecnológica y de la Torre Administrativa de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. De igual manera, la construcción del Comedor Universitario, la remodelación de las facultades de Ingeniería y Ciencias Jurídicas de la UASD y el Instituto Técnico Superior, ITESCO.

Fernández, quien habló horas después de que el procurador general de la República desestimara acusaciones en su contra por supuestos actos de corrupción en el manejo del déficit fiscal, dedicó buena parte de su discurso a comparar los niveles de déficit que existen en otras naciones, con el que se produjo en el país.

También, afirmó que la presión tributaria local es una de las más bajas del mundo, y recordó que como resultado de la apertura de la economía local “y de la suscripción de acuerdos de libre comercio, como el RD-CAFTA y el de Asociación Económica con la Unión Europea (EPA), la estructura tributaria del país se modificó de manera radical”.

El expresidente, rodeado de los más altos dirigentes del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), entre los que destacaron su esposa, la vicepresidenta del país, Margarita Cedeño, defendió la creación de un Estado fiscalmente fuerte para enfrentar con políticas redistributivas y sentido de equidad, las demandas sociales de la población.

“Pero, desafortunadamente, hay en el país fuerzas políticas que aunque por su tradición ideológica deberían favorecer un Estado fuerte, se oponen, formulando alegatos que más bien caen en el campo de la manipulación, la calumnia, el infundio y la maledicencia”, espetó.

 

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!