“Una gran Virtud, El ser Honesto”

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

Vivimos en una sociedad donde los valores y las virtudes son cosas que ya están en desusó. Hay muchos que piensan que esas fueron cosas del pasado. Otros dicen que los tiempos han cambiado, que estamos viviendo en una sociedad de cambio, e infinidad de cosas como estas que bien conocemos y que se repiten día a día. Pero siempre yo he dicho que lo que estuvo bien ayer o hace unos años, sigue estando bien hoy y seguirá estando bien de aquí a veinte años, y no es que los tiempos hayan cambiado, sino somos nosotros los seres humanos los que hemos cambiado, es la conciencia nuestra la que se va haciendo insensible y poco a poco hemos ido perdiendo los valores y las virtudes que antes eran buenas, y yo personalmente tengo que decirles que los valores y las virtudes siguen siendo buenas hoy 2012, lo mismo que fueron ayer, y que serán mañana.

Hoy quiero contarles una historia que me enviaron hace un tiempo, y que nos puede ayudar muchísimo en reflexionar sobre lo que es ser una persona honesta, y dice así: “Una vez un rey que quería buscar un buen esposo para su hija convoco a todos los jóvenes solteros de su reinado y les dijo: Es voy a entregar a cada uno de ustedes una semilla diferente, al cabo de 6 meses deberán traerme en una maceta la planta que haya crecido en la misma, y aquel que tenga la más bella de todos, se ganara la mano de mi hija y por consiguiente el reinado.

Así lo hicieron, pero había un joven que planto su semilla pero la misma nunca germino, mientras tanto, todos los demás jóvenes del reino ni siquiera quería ir al palacio, pero su madre insistía en que debía ir pues era un participante y debía estar allí.

Con la cabeza baja y muy avergonzado, desfilo hacia el palacio con su maceta vacía. Todos los jóvenes hablaban de sus plantas, al ver a este amigo soltaron la risa y se burlaban de él, en ese momento el alboroto fue interrumpido por el ingreso del rey, todos hicieron su respectiva reverencia mientras el rey se paseaba entre todas las macetas admirando las plantas.

Finalizada la inspección hizo llamar a su hija, y llamo de entre todos al joven que llevo su maceta vacía, atónitos todos esperaban la explicación de aquella acción. El rey dijo entonces: Este es el nuevo heredero del trono y se casara con mi hija, pues a todos ustedes al igual que a él se les dio una semilla infértil, y todos trataron de engañarme plantando otras plantas, pero este joven tuvo el valor de presentarme y mostrar su maceta vacía, siendo sincero, real, valiente y honesto, cualidades que un futuro rey debe tener y que mi hija merece”.

Desafortunadamente estamos viviendo en un mundo donde el ser honesto es cosa del pasado, donde el ejemplo que recibimos desde que abrimos los ojos se él mentir, el robar, el tener y el poder darnos todos nuestros gustos aunque lo que hagamos sea una cosa deshonesta. Si queremos vivir en una sociedad donde la honestidad sea el valor principal de sus habitantes, tenemos que comenzar por nosotros mismos, tenemos que comenzar por ser ejemplo para nuestros hijos, no podemos decirle a ellos hagan lo que yo digo y no lo que yo hago, se predica con el ejemplo, pues el mismo tiene más fuerza que mil palabras.

Termino con el Versículo 21, tomado de la Segunda Carta de San Pablo a los Corintios, Capitulo 8 que dice así: “Procuremos que todo sea limpio, no solamente ante Dios, sino también ante los hombres”.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

The following two tabs change content below.
Ray Ortega

Ray Ortega

Ray Ortega

Latest posts by Ray Ortega (see all)

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!