“Que es lo fácil, y que es lo difícil”

Fe y vida

Un cordial saludo a todos mis queridos lectores.

La lengua no paga impuestos, si así fuera, tendríamos que trabajar dos turnos y a lo mejor hasta mas para pagar los mismos. Hay un refrán que dice: “Hablar no cuesta nada”, y eso nosotros si lo cumplimos a cabalidad, porque a veces hablamos cosas que hemos escuchado, pero de las cuales no hemos sido testigos oculares, yo no puedo hablar por lo que me han dicho porque pueden ponerme una querella por difamación, pero bueno, no es fácil permanecer callados, nosotros  apoyamos y propagamos lo que otros dicen, sin darnos cuenta que un día lo mismo pueden hacer con nosotros.

Yo digo; qué fácil es hablar de los demás, pero qué difícil es tratar de contenerse, Los otros días llego a mis manos algo que quiero compartir con Ustedes y lleva por título “Lo fácil y lo difícil” y dice así: “Fácil es ocupar un lugar en la agenda telefónica. Difícil es ocupar el corazón de alguien. Fácil es herir a quien nos ama. Difícil es curar esa herida. Fácil es dictar reglas. Difícil es seguirlas. Fácil es soñar todas las noches. Difícil es luchar por un sueño. Fácil es exhibir la victoria. Difícil es asumir la derrota con dignidad. Fácil es admirar una luna llena. Difícil es ver su otra cara. Fácil es saber que estás rodeado por personas queridas. Difícil es saber eso y no sentirte solo. Fácil es tropezar con una piedra, Difícil es levantarse.  Fácil es disfrutar la vida todos los días. Difícil es darle el verdadero valor. Fácil es prometerle a alguien algo. Difícil es cumplir esa promesa. Fácil es decir que amamos. Difícil es demostrarlo todos los días. Fácil es criticar a los demás. Difícil es mejorar uno mismo. Fácil es cometer errores. Difícil es aprender de ellos. Fácil es llorar por el amor perdido. Difícil es cuidarlo para no perderlo. Fácil es pensar en mejorar. Difícil es dejar de pensarlo y solamente hacerlo. Fácil es orar todas las noches. Difícil es encontrar a Dios en las cosas pequeñas. Fácil es decir yo amo a Dios. Difícil es vivir según su palabra y dar testimonio de Él”.

Así mis queridos amigos pudiera seguirles nombrando infinidad de cosas que son fáciles de decir y que toman poco tiempo, pero que son bastante difícil de cumplir. Un ejemplo de esto es cuantas cosas decimos y prometemos el día de fin de año, y verdaderamente cumplimos con todo aquello que decimos, o solamente cumplimos y eso a la mitad con algunas de ellas. Otro ejemplo son nuestras leyes del tránsito, las sabemos, las estudiamos para sacar nuestro pase de conducir, las decimos, ¿pero las cumplimos? Eso es lo difícil.

Aprendamos a cumplir con lo difícil, que lo demás nos vendrá por añadidura. Pues nunca nos sentiremos solos sí aprendemos a convivir con nosotros mismos.

Los dejo con esta lectura tomada de Libro de los Números, Capitulo 23, Versículo 19 y dice así: “Dios no es un hombre que miente, ni un hijo de hombre que claudica. ¿Acaso El dice y no hace, habla y no cumple su palabra”?

Una feliz Pascua de Resurrección para Ustedes.

Hasta la próxima y muchas bendiciones para todos.

The following two tabs change content below.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!