Deuda externa dominicana, en relación al PIB, es relativamente baja, dice presidente Fernández

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El Presidente de la República, Leonel Fernández, indicó este lunes en su discurso ante la Asamblea Nacional que la deuda externa dominicana, en relación al PIB, es relativamente baja.

Fernández puso como ejemplo, que ha sido “menor que la de Nicaragua, que es de 60.3% respecto del PIB, que la de Jamaica, 60.1%; El Salvador, 46.6%; Panamá, 39.4%; Argentina, 36.4%; Uruguay, 33.5%; Bolivia, 32.7%; Perú, 26.3%; Costa Rica, 24.9%; Ecuador, 24.8%; Honduras, 24.6%; Colombia, 22.9%; y Paraguay, 21.8%, según datos de CEPAL”.

En relación con los países europeos, esta comparación es aún más notoria. Grecia tiene un nivel de deuda de 153.1% del PIB; Portugal, 101.8%; Italia, 100.4%; Irlanda, 98.8%; Francia, 81.0%; Bélgica, 79.9%; Hungría, 74.5%; Reino Unido, 72.9%; Alemania, 57.2%; y España, 56%, de acuerdo a datos del FMI.

Es la visión internacional que se tiene de la República Dominicana lo que nos ha permitido, en los últimos tiempos, hacer tres colocaciones exitosas de bonos en los mercados internacionales.

En abril del 2010, colocamos 750 millones de dólares, a pesar de la incertidumbre en los mercados financieros, a una tasa de 7.5%, mucho menor que la que se pagó en el 2001 y el 2003.

La percepción del mercado internacional sobre la economía dominicana continuó mejorando, y luego, en julio del 2011 se realizó una colocación de 500 millones de dólares, después de haber recibido demandas de casi 3 mil millones de dólares.

Esa segunda colocación de bonos se hizo a una tasa de 6.95%, inferior inclusive a la que habíamos realizado el año anterior.

Posteriormente, en noviembre del 2011, se realizó otra colocación, esta vez por 250 millones de dólares, con una tasa de 6.87%, la menor en la historia de las colocaciones de bonos globales dominicanos.

Por cierto, en septiembre del 2011, realizamos el último pago del bono soberano de 500 millones de dólares colocados en el 2001.

En el caso de la deuda interna, si bien su nivel en el 2011 es superior a la del 2004, eso se explica porque entre el 2007 y el 2008, el Gobierno emitió bonos por valor de 2 mil 300 millones de dólares para capitalizar el Banco Central, lo que elevó la deuda interna nacional.

Pero una vez más, esto último sigue siendo uno de los resultados nefastos de la crisis financiera causada por la anterior administración, la cual se extenderá, por lo menos, durante los próximos 15 años.

Si hoy se paga más por el servicio de la deuda, en gran medida se debe a que este gobierno tiene que asumir el pago de los intereses de la deuda del Banco Central, el cual en el 2011 representó el 0.9% del PIB.

Por otra parte, es importante señalar que en el periodo 2000 – 2004, el crecimiento anual de la economía fue apenas de 2.2% promedio anual.

En los años que corren del 2004 – 2011, como ya dijimos, fue de 7.1% promedio anual.

Eso significa que durante las gestiones de gobierno que he tenido el honor de presidir, la economía ha crecido a un ritmo 3.5 veces superior al del gobierno que nos antecedió.

¡Cuán grande es la diferencia entre una gestión y otra!

Ese crecimiento se ha reflejado en la gente, lo que se demuestra por el incremento de la renta per cápita.

En el 2004, este ingreso promedió 2 mil 548 dólares, mientras que en el 2011 fue de 5 mil 406 dólares, esto es, más del doble del periodo anterior.

En los últimos ocho años, la tasa de inflación en la República Dominicana se ha mantenido en un dígito, con una media anual de 5.9%.

Eso, por supuesto, contrasta con la inflación a mayo del 2004, que registró un record negativo de 65.29%.

En otras palabras, lo que queremos decir es que lo que en diciembre del 2003 tenía un valor de RD$100.00, pasó a costar RD$165.29 en el 2004, algo verdaderamente exasperante e inaguantable para la población dominicana.

En el 2004, el 19.7% de la población económicamente activa estaba sin empleo. Eso quiere decir que casi uno de cada cinco dominicanos se encontraba desempleado.

Ocho años después, la tasa de desempleo ha caído a 13.5%, nivel inferior inclusive al dejado en el 2000 por el primer gobierno peledeísta, que fue de 13.9%.

Pero además de esa disminución en la tasa de desempleo, entre 2004 y 2011, la población ocupada se incrementó en 751 mil 400 personas.

Las ventas de productos agrícolas al exterior, las cuales son hoy cinco veces mayores que hace ocho años, pasaron de 85.7 millones de dólares en el 2004 a 454.6 millones en el 2011.

Durante los años 2004 – 2011, el país recibió inversión extranjera directa por un monto superior a los 12 mil 500 millones de dólares, lo que constituye un promedio anual de 1 mil 792 millones.

Ese promedio es el doble de la media anual del flujo de inversión extranjera recibida por el país en el periodo 2000 – 2004.

No creemos, señoras y señores, que estaríamos incurriendo en algún acto de exageración o de autocomplacencia, si afirmásemos que como resultado de la aplicación de políticas adecuadas por parte del gobierno, logramos superar la situación de crisis del año 2004, y hoy, efectivamente, debido a eso, la República Dominicana se encuentra mejor que ocho años atrás.

En los últimos cuatro años, el déficit del sector público no financiero se ha mantenido próximo al 2.9% del PIB, mientras que el déficit del sector público consolidado, que incluye al Banco Central, se ha situado alrededor del 4% del PIB.

 

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!