Wikileaks: general Florentino y Florentino y otros militares vetados por EE.UU. por vinculación al narco y corrupción

General retirado Manuel de Jesús Florentino y Florentino.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La embajada de Estado Unidos en el país solicitó la destitución de por lo menos un general en la administración del Presidente Leonel Fernández y mostró preocupación por otros tres altos oficiales, dos de los cuales fueron despojados de su visado posteriormente.

Estas revelaciones son parte de casi dos mil cables de Wikileaks en posesión del Grupo SIN, que datan de agosto del 2003 hasta febrero del 2010.

Para febrero del 2005 la embajada norteamericana trajo a colación los problemas con el Departamento Nacional de Inteligencia (DNI), entonces bajo la dirección del general retirado Manuel de Jesús Florentino y Florentino, e informaciones que lo vinculan al capitán retirado Quirino Paulino Castillo, arrestado por narcotráfico.

En esa conversación con el embajador Hans Hertell, el presidente Fernández defendió al citado general, porque lo consideraba un oficial serio y correcto del que, según el cable citado, dijo no le conocía asociación con el narcotráfico.

Según el cable Wikileaks, el mandatario pareció aceptar los argumentos de la embajada y estuvo de acuerdo en sacar a Florentino en un momento menos volátil políticamente.

En ese mismo encuentro, el presidente Fernández dijo que los militares de alto rango a menudo toman como comisión el 10% de los recursos que pasan por sus manos, y añadió que las fuerzas armadas es una institución corrupta y que si se movía demasiado rápido cancelando a los oficiales corruptos, su propia posición estaría en peligro.

En otro cable de Wikileaks del mes de mayo del 2005, el presidente Fernández dijo que está profundamente consternado por los niveles de corrupción en el país, ya que   el pueblo y la prensa hablan sobre los actos dolosos que se han descubierto en los últimos años, incluyendo, de manera destacada, el fraude bancario de Baninter y los fraudes relacionados en Bancredito y Banco Mercantil, que en conjunto costaron el 20% del PIB en 2003. Menciona también el narcotráfico y las prebendas, los escándalos de las compras gubernamentales que afectan la administración anterior y las dos administraciones de Fernández.

Para el 2 de mayo, en respuesta a la solicitud del embajador estadounidense, el presidente Fernández relevó de su cargo al jefe de inteligencia y a otros dos altos funcionarios.

Para agosto del 2008, la embajada de Estados Unidos criticó los cambios de funcionarios realizados por el mandatario. “No hubo un mensaje claro de política pública al hacer estos cambios de personal. En vez, al preservar la mayoría de las posiciones dentro del Gabinete en manos de miembros del PLD, en particular aquellos que les son personalmente leales, parece que Fernández está atento a Danilo Medina, su rival dentro del partido”.

Asimismo, la diplomacia estadounidense en el país calificó de positiva la destitución de Alejandrina Germán de la Secretaría de Educación para llevarla a la Secretaría de Asuntos de la Mujer, dados los alegatos de corrupción contra ella, mientras que el nuevo ministro de Industria y Comercio, para ese entonces Monchi Fadul, no le inspiraba mucha confianza.

En los servicios de seguridad e inteligencia, la embajada de Estados Unidos dijo que aunque se evitaron tres nombramientos potencialmente graves y problemáticos, el 16 de agosto del 2008, “tenemos una continua inquietud sobre varios oficiales claves”.

Cuando hablaban de los tres posibles asensos que provocaban seria preocupación para Estados Unidos, que no se llevaron a cabo, se trataba del general Héctor Medina Medina, que no fue nombrado Ministro de las Fuerzas Armadas; el general Rafael Bencosme Candelier no fue nombrado Jefe de la Policía, y José Muñoz Monción, almirante retirado, no fue seleccionado como Jefe de Estado Mayor de la Marina.

El cable filtrado por Wikileaks revela que para la fecha Estados Unidos mantenía su preocupación en cuanto a los servicios de seguridad del Presidente por la confirmación de Medina Medina en su actual posición como Jefe del Cuerpo de Ayudantes Militares por la poderosa influencia sobre las decisiones militares del mandatario.

La nación norteamericana también cuestionó que Muñoz Monción fue nombrado comandante de la Base Naval de Las Calderas, ubicada en una región importante en la actividad de tráfico de drogas, y que el Mayor General Florentino Florentino fue nombrado jefe de la Dirección de  Desarrollo Fronterizo, donde las oportunidades para la corrupción relacionada con la frontera haitiana son significativas.

Según la diplomacia estadounidense, una nota potencialmente más positiva en los cambios realizados por Fernández fue que Bencosme Candelier fue llevado como jefe de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET), donde supuestamente tendrá  menos oportunidades para actividades cuestionables.

Posteriormente a estos planteamientos de la misión diplomática de Estados Unidos en el país le fue cancelado el visado al general Rafael Bencosme Candelier, al general retirado Manuel de Jesús Florentino y Florentino, y al contralmirante José Muñoz Monción.

Comenta a través del sitio

O comenta usando Facebook

No hay comentarios desde nuestra web... Sé el primero en dejar uno!